Trump advierte deportación masiva de criminales centroamericanos
Share this on

Trump advierte deportación masiva de criminales centroamericanos

En El Salvador y resto de Centroamérica se creó un ambiente de zozobra e incertidumbre luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, asegurará mediante redes sociales que no permitirá que los grupos criminales que tienen como base integrantes centroamericanos sigan delinquiendo y atemorizando a la población en los Estados Unidos.

El mensaje del mandatario estadounidense está dirigido en especial a la pandilla transnacional ‘Mara Salvatrucha’, grupo criminal que inició sus actividades en la década de los 80 en Los Ángeles, estado de California y que entre sus integrantes cuenta con la presencia de nacionales de distintos países centroamericanos. El Salvador, Guatemala y Honduras son los países con mayor presencia de personal en la pandilla transnacional.

Trump asegura que “las débiles políticas contra la inmigración ilegal” de la administración del expresidente Barak Obama, fueron muy tolerantes con este tipo de bandas criminales, por lo que ya ha dado inicio a operaciones en las que la deportación de inmigrantes centroamericanos será inminente, tal y como destaca ElSalvador.com

Desde luego estas medidas adoptadas por el gobierno de los Estados Unidos tienen en vilo a los países centroamericanos. En ese sentido, la exviceministra de salvadoreños en el exterior, y actual diputada en el Congreso unicameral, Margarita Escobar, recomendó al gobierno de su país “fortalecer su estrategia en el tema de las deportaciones de Estados Unidos”.

“Se tiene que analizar un mecanismo de cooperación bilateral que permita conocer cuándo hay antecedentes penales, que permita que el gobierno salvadoreño esté preparado para que esto no cause mayor impacto en la inseguridad de los salvadoreños”, indicó la diplomática en declaraciones reproducidas por el portal la Voz de América.

El mismo medio resalta las palabras del legislador Mario Tenorio, quien también cree que El Salvador debe prever una situación que será inevitable. “Será el gobierno el que tendrá que desarrollar alguna línea de acción”, dijo Tenorio, añadiendo que seguramente muchos de ellos “deben tener cuentas pendientes acá en nuestro país”.

Por su parte, Douglas Meléndez, fiscal general de El Salvador, afirmó que la cooperación entre los países que conforman el denominado ‘Triángulo del Norte’ será vital. Sin embargo reconoció que las posibles deportaciones de pandilleros a los países centroamericanos significarían un aumento significativo en los índices de violencia e inseguridad.

“Vamos a trabajar a futuro para ver cómo lo vamos a enfrentar, porque existe una preocupación de que si en este momento tenemos niveles fuertes de pandillas, podrían aumentarse a raíz de las deportaciones”, recalcó Meléndez en declaraciones recogidas por agencias de noticias luego de una reunión con los fiscales generales de Honduras y Guatemala.