Uruguay abrió el registro para comprar marihuana legal en farmacias
Share this on

Uruguay abrió el registro para comprar marihuana legal en farmacias

Con la habilitación de la venta legal de marihuana en las farmacias, el presidente de Uruguay, Tabaré Vásquez, pretende regular la comercialización y el consumo de la droga. Los potenciales interesados deberán acercarse a cualquier oficina del Correo Uruguayo para inscribirse en el registro de compradores.

El Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) informó que para realizar el trámite, aparte de ser mayor de edad, es indispensable tener la nacionalidad uruguaya o al menos poseer una residencia permanente en el país. También es importante que el consumidor no sea miembro de ninguno de los clubes cannábicos habilitados o se encuentre dentro del censo de los autocultivadores.

La cédula de ciudadanía, un documento que acredite el domicilio y un cuestionario breve son los únicos requisitos que se deberán presentar. Con esta información se procederá a capturar cada una de las huellas del usuario, para que al momento de acudir a la farmacia, el vendedor solamente deba confirmar su identidad con la ayuda de un escáner.

El lanzamiento de la nueva iniciativa generó una gran convocatoria. El diario La Red 21 sostuvo que pese a que la venta legal de marihuana regirá a partir del mes de julio, solamente en el primer día ya se inscribieron más de 530 personas. Cada uno de los interesados podrá adquirir de 5 a 10 gramos de cannabis, con un máximo permitido de 40 gramos por mes.

La información recolectada en el registro del IRCCA será utilizada por el Gobierno para diseñar campañas educativas que promuevan el consumo responsable. Algunas de las preguntas que deben diligenciar los inscritos están relacionadas con su nivel educativo, ocupación, tipo de cobertura médica que posee y lugar de residencia.

Con la venta legal de marihuana en las farmacias, ya son tres las alternativas que ofrece el IRCCA para la población consumidora. En el caso del cultivo doméstico, la entidad también tiene un registro a través del cual expide una licencia por tres años. Esto además de que le suministra al usuario el listado de proveedores autorizados para la venta de semillas de cannabis. Por último, el consumidor no deberá exceder la cantidad máxima permitida, seis plantas, y la cosecha obtenida no podrá sobrepasar los 480 gramos anuales.

Para aquellos que optan por el consumo colectivo, el IRCCA brinda la posibilidad de crear clubes de Membresía bajo la figura de asociaciones civiles. Como requisito, la cantidad mínima de socios es de 15 y la máxima de 45. La idea es que el equipo se ocupe de la siembra, cuidado, producción de la marihuana, así como de repartirla solamente entre sus integrantes. Al igual que ocurre con el consumo doméstico, la cantidad máxima de plantas permitidas es de 99, y cada miembro no podrá tener en su poder más de 480 gramos cada año.

Hasta el momento existen en el país 38 clubes cannábicos habilitados, y cerca de 6.235 personas que optaron por el cultivo doméstico. Con la nueva iniciativa, los consumidores ya no se verán obligados a portar una membresía o a cultivar la droga en sus propios domicilios. De igual manera, los vendedores de las farmacias no podrán exigir un certificado, pues con la toma de huella es suficiente.