Un coleccionista argentino escondía todo un tesoro nazi en su casa
Share this on

Un coleccionista argentino escondía todo un tesoro nazi en su casa

Detrás de una biblioteca, un coleccionista de Argentina mantenía bajo su cuidado todo un tesoro de objetos de origen nazi. El vecino de la localidad de Beccar tenía en su poder al menos 75 piezas históricas que fueron decomisadas por los efectivos de la Policía Federal. Se trata del anticuarista Carlos Olivares, de 55 años de edad, quién hace más de tres décadas se dedicaba a conservar este tipo de elementos.

Para las autoridades, el hallazgo no hace parte de una galería privada; por el contrario están detrás de una pista que les permita dilucidar si el hombre se dedicaba a comprar y vender ilegalmente los artículos. Esto teniendo en cuenta que Olivares, junto a su hermano Aníbal, son dueños de un anticuario.

El portal Infobae reseñó que la mercadería incautada habría pertenecido al Tercer Reich. Sin embargo, la colección no solamente incluía bustos, figurines del ejército de la SS y esculturas de la Alemania nazi, sino también objetos históricos pertenecientes a la cultura china y egipcia. Entre estos últimos se encuentran alrededor de 40 momias de animales como halcones, gatos salvajes, buitres y también unas campanas tradicionales.

Debido al estado en el que se encuentran las piezas hay quienes descreen que se trate de ejemplares originales. Los agentes de la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL) ya iniciaron con las pericias para determinar si la colección está compuesta de réplicas. De acuerdo al diario Clarín, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, manifestó que de comprobarse su autenticidad, los polémicos artículos serían donados al Museo del Holocausto en la ciudad de Buenos Aires.

En diálogo con ese medio, el representante legal de Olivares, Carlos Alberto Demayo, aseguró que las piezas históricas no se encontraban ocultas detrás de una doble pared, como lo reseñaron las autoridades. El letrado también sostuvo que tanto para él como para su cliente, los objetos en cuestión no son originales. 

“Si Carlos hubiese tenido conocimiento de que la colección era real ya la habría comercializado, no la tendría tirada ahí como si fueran réplicas”

Una vez que se tengan todos los resultados, las autoridades judiciales podrían imputar a Olivares por los delitos de tráfico de patrimonio arqueológico y paleontológico. Además de hallarlo responsable de violar la Ley 23.592 contra actos discriminatorios, por la presunta simpatía con el entonces régimen nazi.

Mientras lo anterior sucede, el protagonista de esta historia continúa trabajando en el anticuario “El Ático” que atiende junto a su hermano Aníbal, en el barrio de Olivos, partido de San Isidro. Al ser consultado por La Nación, el coleccionista declaró que no tiene “simpatía” con el nacionalsocialismo y denunció que los allanamientos fueron realizados sin una orden judicial.

“Se interesaron por mi colección de objetos nazis, por todo un mito urbano que hay alrededor de todo eso. Pero es una colección privada de 75 objetos que conseguí acá en Argentina”

Antes de activar el operativo, la Policía tuvo conocimiento de que había una persona que intentaba comercializar con momias originarias de Egipto. Así fue como durante un tiempo realizaron un seguimiento y al allanar el lugar se encontraron con el mayor tesoro nazi en la Argentina.

Al respecto, Aníbal Olivares, sentenció que las momias también serían falsas: “Las hace un artesano, y mi hermano se las compraba por unos 2000 pesos cada una”, aseguró.