No hubo consenso en la OEA para manifestarse sobre la situación en Venezuela
Share this on

No hubo consenso en la OEA para manifestarse sobre la situación en Venezuela

La Organización de Estados Americanos (OEA) fracasó el miércoles en emitir una declaración formal condenando al gobierno venezolano por su manejo de la crisis política y económica en el país.

Aún así, las naciones miembros se comprometieron a seguir vigilando y presionando hasta que la crisis en Venezuela, donde al menos 75 personas han muerto en más de dos meses de protestas, se resuelva pacíficamente.

“La posición de México sobre Venezuela es una posición que no vacilará, es una posición que dice que la democracia representativa es la única forma de gobierno aceptable en el Hemisferio Occidental”, dijo a los reporteros el canciller mexicano Luis Videgaray.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, es acusado por los opositores de dirigir a la OPEP hacia la dictadura, retrasando las elecciones, encarcelando a los activistas de la oposición y presionando para reformar la constitución.

Videgaray y el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, reiteraron el llamamiento a Venezuela para que establezca un calendario electoral, respete los derechos humanos, libere presos políticos, y garantice independencia judicial y autonomía legislativa.

Los ministros de Relaciones Exteriores de los 34 países de la OEA no lograron acordar una resolución que reprendiera formalmente a Venezuela después de que el tema de las naciones en crisis consumiera la mayor parte de la asamblea general de tres días en Cancún, México.

También fracasó el esfuerzo de un grupo de países, encabezados por Estados Unidos, México y aliados regionales, de consolidar una declaración sobre Venezuela al incluirla en una resolución más general sobre los derechos humanos.

A lo largo de las sesiones de la OEA, la saliente ministra de Relaciones Exteriores venezolana, Delcy Rodríguez luchó contra los intentos de castigar a su nación, acusando a los aliados estadounidenses de ser “perros del imperialismo”.

Rodríguez abandonó su cargo como ministra de Relaciones Exteriores el miércoles para postularse a un asiento en la Constituyente de ese país, recibiendo elogios de Maduro por su decidida defensa del gobierno socialista.

Veinte estados votaron para aprobar el proyecto de resolución censurando a Venezuela el lunes, quedando por debajo de los 23 votos, que es la mayoría de dos tercios necesaria para su aprobación.

Con información de REUTERS