Venezolanos recibieron a su selección subcampeona Sub-20 con cantos contra Maduro
Share this on

Venezolanos recibieron a su selección subcampeona Sub-20 con cantos contra Maduro

Miles de aficionados al fútbol cantaron repetidamente contra el gobierno del presidente Nicolas Maduro durante el homenaje al equipo juvenil de Venezuela, que recién terminó segundo en la final de la Copa del Mundo Sub-20 en Corea del Sur.

Unas 20.000 personas se reunieron en el Estadio Olímpico de Caracas y aplaudieron al recibir a cada uno de los jugadores, vestidos con la camiseta “Vinotinto” en un escenario.

Durante un corto período antes de que comenzara el evento, gran parte de la multitud gritó un popular lema contra el gobierno, con cantos surgiendo nuevamente y varias veces durante la ceremonia. “Va a caer, va a caer, este gobierno va a caer!”, cantaron los aficionados en el estadio capitalino.

En un momento, los cantos se hicieron tan fuertes que el entrenador del equipo, Rafael Dudamel, rogó a la multitud que se tranquilizara diciendo desde el escenario: “Nadie debería robarnos este momento”.

 

Inusualmente, y pese al impacto del evento, el homenaje del martes no fue transmitido en vivo por el principal canal de televisión estatal, que en cambio mostró a Maduro en un evento con oficiales del ejército. Más temprano, la llegada del equipo al aeropuerto sí fue transmitida.

El equipo juvenil inesperadamente llegó a la final de la Copa Mundial Sub-20 en Corea del Sur; el más grande logro de todos los tiempos para un equipo de fútbol de un país donde el béisbol ha sido durante mucho tiempo el deporte nacional.

A pesar de haber sido derrotados por Inglaterra en la final, el éxito de los jugadores ha creado un raro momento de orgullo en medio de la amarga división política y la violencia. “A pesar de que perdieron, son nuestros campeones, este es el mayor logro de nuestra historia futbolística y no lo olvidaremos”, dijo un estudiante de arquitectura de nombre Roberto Hernández, de 22 años.

“Este país necesita algo de felicidad y estos chicos nos la dieron cada vez que ganaron un partido”

Aunque el entrenador Dudamel fue juicioso en sus palabras el martes, irritó al gobierno la semana pasada cuando, tras una victoria de semifinales, pidió a Maduro que “detuviera las armas”, y lamentó la muerte de un manifestante de 17 años.

La violencia no cesó el martes en Venezuela, con un policía de 45 años muerto a tiros durante una manifestación en el estado montañoso de Mérida. El gobernador de ese estado, Alexis Ramírez, condenó la muerte como un acto de “terroristas encapuchados” que dispararon contra la policía, hiriendo a dos estudiantes más.

Con información de REUTERS