Bolivia despenalizaría el aborto en situación de pobreza
Share this on

Bolivia despenalizaría el aborto en situación de pobreza

La presentación de un proyecto para despenalizar el aborto en Bolivia desató controversia entre los diferentes sectores del país. La iglesia pide que no sea aprobado y el gobierno de Evo Morales tomó distancia y salió a aclarar que el asunto responde a una iniciativa de la Asamblea Legislativa.

La propuesta presentada por un grupo anónimo pretende legalizar la práctica del aborto en Bolivia siempre y cuando la gestante haga parte de la población más económicamente vulnerable de esa nación. El proyecto de ley pretende brindar diferentes alternativas a la mujer en el caso de que quede en embarazo encontrándose en alguna de las siguientes condiciones: estado de indigencia o pobreza extrema.

La iniciativa hace parte de un grupo de reformas que pretenden ser incluidas dentro del nuevo Código del Sistema Penal del país. La normativa vigente permite la interrupción del embarazo cuando el mismo se originó a partir de una violación, episodio de incesto o cuando la salud de la progenitora se encuentra en riesgo.

El nuevo planteamiento busca que la ley permita la práctica del aborto cuando la mujer se encuentre en etapa educativa o ya sea madre de tres hijos, y los recursos económicos con los que cuente no sean suficientes para afrontar la crianza de otro menor. También en el caso de que el feto presente malformaciones. De todas maneras el proyecto pretende que, en caso de así decidirlo, la madre acuda por una única vez en su vida a este método y lo haga antes de la octava semana.

En diálogo con La Prensa, el presidente del Senado, José Alberto Gonzales, afirmó que para tomar una decisión se debe tener en cuenta la cantidad de mujeres en situación de pobreza que mueren luego de acudir a  una clínica clandestina para interrumpir el embarazo. Además, hizo un llamado a la sociedad para que no considere que de aprobarse la norma, se está alentando a la progenitora a practicarse un aborto.

“Suena bien el término de despenalizar y da la impresión que ahora el deporte nacional en Bolivia será este. No es así, no es así”

En contraparte, desde la Iglesia el arzobispo de Santa Cruz, Sergio Gualberti instó a no promover la habilitación del aborto aún cuando sea planteada en relación a la pobreza. El diario El Deber informó que en su homilía el sacerdote propuso que desde el Ejecutivo sean promovidas leyes que garanticen una mejor educación en el país.

“Como si se resolviera la pobreza eliminando a los pobres e indefensos como son los niños por nacer”

Actualmente en Bolivia, la mujer que decide hacerse un aborto es condenada de uno a tres años de prisión. Para realizarlo debe contar primero con la autorización del poder judicial. Desde algunos grupos defensores de derechos humanos si bien apoyan el proyecto de reforma, también solicitan que el aborto sea contemplado como un tema que haga parte del sector de salud de la nación.