Bolivia asumió la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU
Share this on

Bolivia asumió la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU

Uruguay le cedió a Bolivia la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU. Elbio Roselli, representante uruguayo permanente para la ONU, hizo la entrega formal de la presidencia del organismo a Sacha Llorenti, su par boliviano. El país oriental continuará en el organismo hasta finales del presente año como miembro no permanente.

El mandato de Uruguay inició justamente en plena problemática de guerra que aqueja a la península norcoreana. La crisis que afronta actualmente el país asiático fue uno de los temas en los que más trabajó el Consejo de Seguridad durante la presidencia uruguaya.

Además, “a iniciativa de Uruguay”, la organización propuso dos temas importantes para implementar: “La protección de civiles en zonas de conflicto armado, y las violaciones de las mujeres como un arma de guerra”, tal y como destaca El País.

Por su parte, Bolivia asume la presidencia de la entidad un año después de haber sido elegido como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU para el periodo 2017-2018. Ya en enero había quedado al mando del Comité 1549, grupo que trabaja en la prevención de la proliferación de armas nucleares, químicas y biológicas.

Una vez recibida la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU, Llorenti reconoció que el asumir un cargo tan relevante, además de ser una responsabilidad muy grande, le va a significar reconocimiento y posicionamiento a nivel internacional a su país.

“Presidir este órgano es una responsabilidad muy alta. Bolivia tiene una voz muy clara en el concierto de la Naciones Unidas y fundamentalmente ahora mientras es parte del Consejo de Seguridad”, manifestó el funcionario boliviano en declaraciones reproducidas por Telesur.

El delegado también aseguró que el conflicto bélico que se vive en la península norcoreana seguirá siendo un tema imperativo. Sin embargo, indicó que son varias las iniciativas que se contemplaran para lograr un aporte significativo en la contribución a la paz mundial.

“Hay algunos temas que están en el tapete de las negociaciones internacionales; está la situación de la península coreana, fundamentalmente por las pruebas nucleares y lanzamiento de misiles balísticos desde Corea del Norte. Por otro lado, la situación en Siria, Libia son de las situaciones más álgidas”, afirmó Llorenti en contacto con Bolivia Tv, tal y como reseña el portal Oxigeno.

Mantener una transparencia en todos los sentidos y así mismo ser fiel a los principios y los propósitos de la Carta de las Naciones Unidas fue unos de los aspectos fundamentales a los que se refirió el diplomático.

“Nuestro respeto y defensa del multilateralismo como una forma de resolver los conflictos que tiene el mundo y al mismo tiempo preservando las funciones y los mandatos que tiene el Consejo de Seguridad será nuestra prioridad”, agregó Llorenti, según señala el portal de noticias boliviano Opinión.

El organismo que ahora preside Bolivia lo conforman cinco países permanentes. Un asiático, China; tres europeos, Francia, Rusia y Reino Unido; y un americano, Estados Unidos (EE.UU.). Además, hay diez miembros no permanentes: Bolivia, Egipto, Etiopía, Japón, Italia, Kazajstán, Senegal, Ucrania, Uruguay y Suecia.