Oposición venezolana tilda de ‘show barato’ la búsqueda del responsable de disparar contra instalaciones oficiales
Share this on

Oposición venezolana tilda de ‘show barato’ la búsqueda del responsable de disparar contra instalaciones oficiales

El gobierno de Venezuela emprendió la caza de los presuntos policías que abrieron fuego contra instalaciones gubernamentales desde un helicóptero el martes, mientras los críticos del presidente Nicolas Maduro sospechan que se trate de una puesta en escena para justificar la represión.

En escenas extraordinarias sobre Caracas, el helicóptero disparó contra el Ministerio del Interior y lanzó granadas contra el Tribunal Supremo el martes, ambos bastiones de apoyo al gobierno, aunque nadie resultó herido.

Funcionarios gubernamentales dijeron que estaban buscando a Óscar Pérez, de 36 años, un piloto de la policía que sería el cerebro de la incursión. En 2015, Pérez coprodujo y protagonizó “Death Suspended”, una película de acción en la que interpretó el papel principal como un agente gubernamental que rescataba a un empresario secuestrado.

El miércoles no hubo señal de él, a quien los funcionarios condenaron como “psicópata”, pero el helicóptero fue encontrado en la costa caribeña del norte de Venezuela. “Pedimos el máximo apoyo para encontrar a este fanático y extremista terrorista”, dijo el vicepresidente Tareck El Aissami.

El ataque alimentó una teoría de la conspiración de la oposición, según la cual todo pudo haber sido una disposición del gobierno para ensombrecer otro drama sucedido el mismo martes, cuando los legisladores de la oposición se vieron asediados por pandillas en la Asamblea Nacional. El hecho también coincidió con una medida judicial que debilita los poderes de la fiscal Luisa Ortega, que se ha convertido en un importante disidente de Maduro.

“Parece una película”, dijo Julio Borges, quien preside la legislatura controlada por la oposición.

Aunque Pérez publicó un video en medios sociales mostrándose frente a cuatro hombres armados encapuchados y afirmando representar una coalición de seguridad y funcionarios civiles que se alzaban contra la “tiranía”, no había evidencia de un apoyo más profundo en Venezuela.

“Show barato”

El gobierno, sin embargo, acusó a los policías de vínculos con la CIA, al igual que a Miguel Rodríguez, exministro del Interior y jefe de inteligencia de Maduro y Hugo Chávez, quien recientemente rompió con el oficialismo.

“No estoy del todo convencido del incidente del helicóptero”, dijo Rodríguez a Reuters el miércoles, diciendo que las figuras detrás de Pérez en el video parecían maniquíes y expresando su sorpresa de que el helicóptero pudiera volar libremente y sin herir a nadie.

“Conclusión: un espectáculo barato ¿Quién gana de esto? Sólo Nicolas (Maduro) por dos razones: dar credibilidad a su discurso de golpe de estado, y culpar a Rodríguez “, agregó, refiriéndose a sí mismo.

Y es que, por otro lado, la Corte Suprema recién había ampliado los poderes del Defensor del Pueblo, quien sigue aliado con Maduro, otorgándole facultades previamente exclusivas de la fiscalía. Los líderes de la oposición describieron esto como un intento de suplantar a la fiscal Ortega, que se ha enfrentado tanto a Maduro como a la Corte Suprema este año después de dividir filas.

La Corte Suprema aprobó además una medida para impedir que Ortega salga del país, congelando sus cuentas bancarias y convocándola a una audiencia del 4 de julio para discutir si ha cometido “ofensas graves”.

Todo esto mientras los opositores volvían a las calles de toda Venezuela el miércoles.

Con información de REUTERS