Tres hombres formalizaron su ‘trieja’ y ‘se casaron’ en Colombia
Share this on

Tres hombres formalizaron su ‘trieja’ y ‘se casaron’ en Colombia

En Medellín, capital del departamento de Antioquia, al noroeste de Colombia, se registró por primera vez la unión de tres personas. Los protagonistas de la unión, que se conoce popularmente como ‘trieja’, son Manuel Bermúdez, Víctor Hugo Prada y Alejandro Rodíguez. Los tres consumaron su unión bajo una figura de asociación que asumieron como un matrimonio legalmente constituido, denominada régimen patrimonial.

Los tres hombres sostienen una relación sentimental desde hace cuatro años, pero hasta ahora pudieron legalizarla. Pero no solo Manuel, Víctor Hugo y Alejandro son los protagonistas de esta historia. También lo fue en su momento Alex Esnéider Zabala, quien murió hace dos años a causa de un cáncer de estómago.

En dialogo con la revista Semana, Víctor Hugo Prada expuso los argumentos que los llevaron a tomar la decisión de unir sus vidas en este triángulo amoroso, en donde no sólo el amor  se tuvo en cuenta, sino también los intereses económicos de los tres esposos primó en la decisión.

“Deseamos conformar un régimen económico cuya base es la relación de trieja que tenemos actualmente, ya que de no serlo no lo estaríamos llevando a cabo y que en todo caso varias personas pueden asociarse indistintamente de su condición de color, sexo, raza, creencia religiosa, etnia e incluso puede una de ellas ser comerciante y la otra no, asunto que no está prohibido por las legislaciones internacionales, ni la ley en Colombia” puntualizó Prada.

La idea de constituir legalmente la unión también surgió a raíz de la experiencia que les quedó luego de la muerte de Zabala, ya que tuvieron que enfrentar distintos procesos legales con el fin de pelear por lo que les correspondía. Así lo indicó Alejandro en una entrevista con la W Radio: “cuando fallece Alex Esneider no teníamos ningún documento y hubo un proceso difícil frente a su pensión y a los bienes conseguidos con él. Entonces este documento nos blinda frente a quien quiera hacer alguna reclamación de este tipo”.

Alejandro, quien es licenciado en Educación Física, también explicó que en este triángulo amoroso no hay roles definidos, es decir todo es espontaneo y se deja guiar más bien por las vivencias y experiencias. “Nos basamos en un asunto de convivencia y solidaridad los tres. Aquí no hay poderes, no hay roles, hay que negociar. Aquí todos entramos en las mismas condiciones” expresó Rodríguez en declaraciones citadas por El Espectador.

Sin embargo, a nivel jurídico, Daniel Gómez Mazo, abogado de la Universidad Eafit y magister de derecho y sexualidad de la Universidad de California, opina que este tipo de uniones legales suponen una serie de problemas que se pueden presentar de acuerdo a las leyes establecidas en Colombia.

“Esta clase de uniones encuentran muchas barreras en el reconocimiento de sus derechos, ya que es difícil acceder al matrimonio o a la unión marital de hecho, o a los derechos patrimoniales sobre los bienes que consigan de manera conjunta, pasando por el derecho de acceder a una pensión de sobreviviente e incluso es difícil la posibilidad de afiliar a su compañero a la seguridad social”, puntualiza Gómez Mazo tal y como reseñó Caracol Noticias.