OEA tampoco ha podido consolidar resolución alguna sobre Venezuela en su asamblea general
Share this on

OEA tampoco ha podido consolidar resolución alguna sobre Venezuela en su asamblea general

Pese a aplazar la decisión durante la cumbre extraordinaria pasada para la presente asamblea general en Cancún, los ministros de Relaciones Exteriores de las Américas tampoco lograron llegar a un acuerdo en la reunión del lunes sobre la crisis política, económica y social en Venezuela, que vivió las protestas más violentas en su capital cuando las discusiones se estancaron en México.

El canciller guatemalteco Carlos Morales, presidente interino de la reunión de los ministros de 34 las naciones miembro de la Organización de Estados Americanos (OEA), suspendió una sesión para elaborar una declaración conjunta sobre Venezuela y dijo que los ministros reanudarían los debates en una fecha posterior, no especificada.

“No quiero que nuestro hemisferio siga rompiendo más”, dijo Morales. “Necesitamos buscar soluciones, continuar el diálogo y la única manera de continuar este diálogo es mantener abierta esta sesión sin una fecha determinada”, sentenció.

México, Estados Unidos y otros países han estado presionando a los miembros de la OEA para que adopten una resolución sobre Venezuela después de ver la resistencia en bloque que levantaron algunos de los aliados del exportador de petróleo socialista.

México y Perú han encabezado con Estados Unidos una resolución que defiende la democracia representativa en Venezuela, acusando al presidente Nicolás Maduro de llevar su gobierno hacia la dictadura al retrasar las elecciones, encarcelar a los activistas de la oposición y promover una reforma a la Constitución.

Veinte estados votaron para aprobar el proyecto, pero son 23 los votos necesarios para aprobar la declaración. Ocho países se abstuvieron de votar, mientras que cinco rechazaron el proyecto. Venezuela, en proceso de abandonar la OEA, no votó.

“Algunos estados no estaban preparados para firmar una declaración de que hay problemas políticos en Venezuela”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Guyana, Carl Greenidge, a Reuters, en el marco de la reunión.

“No esperamos mucho de la comunidad internacional”

En Caracas, activistas de la oposición venezolana lucharon contra las fuerzas de seguridad este lunes, en una de las manifestaciones más grandes de las últimas semanas, después de más de dos meses de enfrentamientos callejeros casi diarios.

“No esperamos mucho de la comunidad internacional”, dijo el manifestante Luis Serrán, de 22 años. “Hemos visto casos como Siria, mucha conversación y poca acción”, lamentó.

Al menos 72 personas han muerto en dos meses de violencia entre manifestantes y policías, mientras los venezolanos sufren escasez de alimentos y medicinas. Maduro dice que las protestas, junto con los esfuerzos diplomáticos, son parte de un complot de Estados Unidos para derrocarlo.

“Venezuela necesita un canal humanitario internacional que proporcione drogas y alimentos a la población venezolana”, dijo el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Almagro pidió un calendario electoral en Venezuela, liberar a los prisioneros políticos, un poder judicial independiente y el respeto a la autonomía del legislativo en la Asamblea Nacional.

Venezuela reiteró que se retira de la OEA en protesta, pero la canciller Delcy Rodríguez estuvo en Cancún. “No reconocemos esta reunión ni reconocemos las resoluciones que vienen de ella”, dijo.

Los socialistas de Venezuela han disfrutado durante mucho tiempo del apoyo de los gobiernos de izquierda latinoamericanos, reacios a respaldar las medidas que ven como intromisiones en un país soberano por parte de una organización que consideran un brazo de la político exterior de Estados Unidos.

Con información de REUTERS