El misterioso vínculo militar entre Nicaragua y Rusia
Share this on

El misterioso vínculo militar entre Nicaragua y Rusia

Luego de ser reelegido como presidente de Nicaragua, Daniel Ortega decidió reforzar el vínculo de su país con Rusia. Si bien el acercamiento entre ambas naciones no es reciente, en los últimos años se han ocupado de potenciar con mayor interés su nexo militar. Está situación, lejos de pasar desapercibida, ha capturado la atención del mundo.

La  CNN registró que, desde el 2007, el Gobierno de Vladimir Putin ha destinado 151 mil 200 millones de dólares a Nicaragua. Ortega también ha adquirido un importante arsenal de flotas que incluye buques, aviones, tanques de guerra y sistemas de defensa antiaérea. La preocupación que surge del vínculo entre ambos países radica en la presunta intención de Nicaragua de blindarse, y lo que encierra el creciente interés de Rusia en lo que respecta a esa nación.

Algunos analistas especulan con la razón por la que el presidente Putin encuentra atractivo invertir o financiar proyectos que adelanta el Gobierno nicaragüense. Algunos de los sectores de Nicaragua que se han beneficiado con el capital extranjero son el transporte público, la educación y  la salud.

Tal y como difundió ese medio internacional, es un misterio el por qué Nicaragua se está “armando hasta los dientes”, aún cuando no se encuentra en guerra y parece lejos de entrar en una.

En el 2014 el país centroamericano recibió por primera vez en su territorio la visita de un jefe de Estado de Rusia.

En información de Infobae, ambos mandatarios “persiguen los mismos intereses”, motivo por el cual Ortega accedió al pedido de Putin de construir una base de espionaje militar en su territorio. El centro de monitoreo se encuentra ubicado en la Laguna de Najapa, al oeste de la capital, Managua, y su construcción fue llevada a cabo por personal ruso autorizado directamente por el Parlamento de ese país. Según ese informativo, el equipo de militares extranjeros “ingresó al país con el pretexto de instruir al Ejército de Nicaragua en el uso de los tanques T-72″.

Lo cierto es que una de las grandes potencias militares que se encuentra expectante por la cercanía entre Nicaragua y Rusia es precisamente Estados Unidos. Si bien la relación entre Putin y Donald Trump se ha mostrado cordial, esto no ha sido óbice para evitar que surjan dudas en el mandatario norteamericano.

Otra de las preocupaciones de Trump está relacionada con el poder armamentístico de Venezuela, que ya tiene bajo su poder unos 5.000 misiles tierra-aire fabricados en Rusia. La proximidad entre el Gobierno de Nicolás Maduro y el gigante euroasiático ahora se verá beneficiada con un reciente acuerdo comercial que suscribieron ambas naciones.

El portal Dinero consignó que luego de sostener una conversación con el presidente Putin, Maduro informó que Venezuela importará mensualmente 60 mil toneladas de trigo. El mandatario venezolano se mostró entusiasta y se refirió al nuevo acuerdo como una “relación gana-gana”.

“Relaciones entre un gigante como la Federación Rusa y este gigante moral, político, esta potencia económica del futuro que se llama la República Bolivariana de Venezuela”