Por sobreventa de pasajes fue sancionada la empresa que opera el tren a Machu Picchu
Share this on

Por sobreventa de pasajes fue sancionada la empresa que opera el tren a Machu Picchu

La reconocida empresa ferroviaria PerúRail fue llevada a la justicia acusada de sobrevender pasajes y desatender los pedidos del público. La transportadora que opera el tren a Machu Picchu deberá pagar una multa de más de 103.153 soles peruanos (alrededor de 31 mil 500 dólares). La medida fue impuesta luego de que la compañía hiciera caso omiso de 383 reclamos presentados por los propios usuarios.

El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI) de Perú halló responsable a la compañía de infringir el código que estipula los derechos del consumidor. Además de la sanción económica, PerúRail deberá acondicionar y adaptar sus servicios en función a la capacidad que tiene habilitada.

La infracción del INDECOPI se dio luego de que la empresa ferroviaria excediera la cantidad máxima de pasajeros permitidos en sus formaciones en los últimos días del mes de julio del 2016. Sin embargo, la sobreventa de boletos no fue la única causante de la multa, sino también la falta de respuesta de PerúRail ante los reclamos consignados en el libro de sugerencias, desde el 2015.

La resolución de sanción fue emitida en primera instancia, por lo que no sería extraño que la firma transportadora decidiera apelar la resolución. El Diario Correo divulgó un comunicado a través del cual la empresa PerúRail da respuesta a los hechos ocurridos. Según el medio, la ferroviaria sostuvo que no incurrió en ninguna infracción puesto que sí dio respuesta por escrito a cada uno de los reclamos.

En ese sentido, PerúRail informó que algunos de los peticionantes no accedieron a consignar el medio a través del cual querían recibir la respuesta. Por lo cual, la firma decidió realizar su descargo en la misma acta de reclamos y posteriormente procedió a entregarle al usuario una copia de la misma.

En lo que respecta al sobrecupo en los vagones, la firma señaló que los días en cuestión coincidieron con dos fechas importantes: las elecciones presidenciales que tuvieron lugar el 10 de abril y las fiestas patrias del 28 al 31 de julio de 2016. Es así que PerúRail sostiene que durante esas jornadas se presentó una gran afluencia de público que, ante la falta de transporte para regresar de Machu Picchu, decidió ingresar a la fuerza a los diferentes vagones.

La empresa Perú Raíl es una de las principales ferroviarias turísticas con la que cuenta el país, por lo que es una de las primeras opciones para aquellos viajeros que están interesados en conocer las ruinas de Machu Picchu. Pero dado a su elevado costo, más de 100 dólares por persona, es apenas normal que algunos turistas opten por hacer a pie el mismo recorrido que cubre el tren, tanto de ida como de regreso.

Lo cierto es que en medio de las circunstancias que experimenta PerúRail, y debido a la alta demanda, recientemente inauguró un nuevo servicio que une a Cuzco con el Puno. El servicio, que no contará con ninguna parada y tendrá una duración de 10 horas y media, ha prometido tener entretenimiento a bordo.