Una mujer fue elegida como representante de los pueblos indígenas para las próximas elecciones en México
Share this on

Una mujer fue elegida como representante de los pueblos indígenas para las próximas elecciones en México

De recolectar las firmas necesarias, una mujer perteneciente a la etnia Náhuatl podría convertirse en una de las futuras candidatas oficiales para las próximas elecciones presidenciales en México. Conocida como “Marichuy”, la líder indígena María de Jesús Patricio Martínez se presentará como una postulante independiente, luego de haber sido elegida por el Congreso Nacional Indígena (CNI).

La candidatura de la mujer de 53 años también recibió el respaldo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Aunque existe la posibilidad de que Patricio no sea elegida como la próxima mandataria del país, para ese partido político y el CNI ya es todo un éxito lograr que su nombre figure en las boletas electorales del 2018. Más aún, si se tiene en cuenta que sería la primera mujer aborigen en disputar la presidencia de México.

Para el EZLN, con la candidatura de Patricio se abriría un nuevo panorama para México; un nuevo ámbito donde participen activamente los grupos étnicos. Lejos de ser poseedora de una trayectoria política, la líder es especialista en medicina tradicional indígena, y de hecho es dueña de la clínica Calli Tecolhuacateca Tochan, en el estado de Jalisco. Asimismo, la posible candidata no solo es vocera del Consejo Indígena del Gobierno (CIG), sino que también es una referente en la defensa de los derechos humanos.

En su primer discurso como candidata, Patricio aseguró que con su participación no persigue ocupar la que llamó la “silla maliciada”, sino promover la vida. Tal como reseña el diario Economía Hoy, la representante de las comunidades étnicas puntualizó: “Vamos peleando por la vida y la vida incluye la tierra, el territorio, el agua. Queremos recuperar eso que nos ha sido arrebatado”.

Para “Marichuy” es muy importante reivindicar los derechos de los pueblos indígenas, pero también los de aquellas comunidades que han quedado relegadas bajo las distintas administraciones políticas de México. En consecuencia, Patricio invitó a los diferentes sectores a unirse para construir un nuevo sistema de gobierno en el país; uno que desarme de pies a cabeza al arraigado capitalismo.

Con la candidatura de Patricio, el CNI quiere sentar un precedente en la nación. Más que ganar la presidencia, buscan hacer parte en la toma de decisiones que rigen el rumbo de México para cambiar, entre otras cuestiones, el paradigma patriarcal que durante muchos años ha gobernado al país.

El líder de la etnia Zoque, Fortino Domínguez indicó: “No vamos a hacer una campaña, sino vamos a aprovechar esto para organizarnos para desmontar el poder”, publicó Vanguardia. Si hay algo en lo que concuerdan los diferentes representantes étnicos, es en el hecho de que lo primordial para el CNI no sería juntar votos, sino hacer de México un país más justo e inclusivo.

En referencia a la participación de los pueblos indígenas, Domínguez dijo: “Es un camino colectivo, no se confundan. No es una vulgar lucha por el poder, sino una lucha civilizadora”.

El CGI convocó a los representantes de los 58 pueblos indígenas de México para definir el candidato que los representaría en las elecciones presidenciales. Luego del debate, que duró más de 24 horas, los 848 delegados comenzaron a delinear el plan de trabajo y las diferentes estrategias en miras de los próximos comicios.