Consejo de Seguridad de la ONU se fija en Venezuela, pero está lejos de tomar acciones
Share this on

Consejo de Seguridad de la ONU se fija en Venezuela, pero está lejos de tomar acciones

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas volvió su atención a la creciente crisis en Venezuela por primera vez, advirtiendo de las consecuencias de la que denominó una “grave inestabilidad” en el país.

Desde hace ya dos meses, cientos de miles de personas han salido a las calles recurrentemente en la nación sudamericana, enojados por la escasez de alimentos, la crisis en el sector salud y una inflación en alza. Más de medio centenar de personas ha muerto durante las largas semanas de disturbios.

“Estamos empezando a ver una seria inestabilidad en Venezuela”, dijo a los periodistas el embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, tras una reunión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad que fue convocada por su país.

“La intención de esta reunión era asegurarnos de que todos estuvieran al tanto de la situación (…) no estamos buscando acción del Consejo de Seguridad”

El presidente Nicolás Maduro culpa a la oposición por la crisis del país y las muertes, que han ocurrido a lo largo y ancho de su territorio. El mandatario acusa a sus oponentes de intentar dar un golpe de Estado con el apoyo de Washington.

“La comunidad internacional debe exigir ‘respeto a los derechos humanos de su pueblo’, o esto va a ir en una dirección que hemos visto a tantos otros tomar”, dijo Haley. “Hemos estado en este camino con Siria, con Corea del Norte, con Sudán del Sur, con Burundi, con Birmania”, expresó.

Los manifestantes venezolanos exigen elecciones, libertad para los activistas encarcelados, ayuda externa para contrarrestar la crisis económica y autonomía para una legislatura controlada por la oposición.

Un alto funcionario de asuntos políticos de la ONU informó a los 15 miembros del Consejo de Seguridad sobre la situación. El Embajador de Uruguay, Elbio Rosselli, presidente del Consejo de Seguridad hasta el mes de mayo, dijo en su momento que Uruguay cree que la crisis venezolana debe ser manejada dentro de la región.

El embajador de Venezuela, Rafael Ramírez, acusó a Estados Unidos de alentar actores violentos dentro de Venezuela que buscan derrocar al gobierno de Maduro. Haley respondió que Washington no convocó la reunión del consejo para buscar una intrusión.

“La intromisión de Estados Unidos estimula la acción de grupos violentos en Venezuela”, dijo Ramírez, después de mostrar fotos de vandalismo y violencia que culpó a los grupos de oposición.

El embajador de Bolivia, Sacha Sergio Llorentty Soliz, miembro del Consejo de Seguridad, estuvo de acuerdo con Ramírez y dijo a los reporteros que la reunión “en vez de ayudar a resolver el problema, será realmente un obstáculo”.

Con información de REUTERS