Creador de WhatsApp confesó que Argentina lo inspiró para crear la aplicación
Share this on

Creador de WhatsApp confesó que Argentina lo inspiró para crear la aplicación

Un viaje a Argentina en el 2008, le sirvió como fuente de inspiración a uno de los  creadores​ de WhatsApp. Se trata de Jan Koum, quien luego de aventurarse durante un año por diferentes países inventó la famosa aplicación que en la actualidad tiene más de mil millones de usuarios en el mundo.

El servicio de mensajería instantánea para smartphones, hoy en día ya no pertenece a  Koum y su compañero Brian Acton. Tras una larga negociación, en el 2014 la aplicación fue vendida al grupo Facebook por unos 19 mil millones de dólares.

Pese a no ser más los dueños de WhatsApp, el éxito que tuvieron con su invención ha llevado a ambos programadores a compartir su experiencia con diferentes públicos. Recientemente, Koum fue invitado a dar una charla en la Universidad de Standford en donde reveló cómo surgió la idea de crear la aplicación. Según consignó La Nación, durante su discurso, Koum aseguró que mientras estuvo de viaje, la complejidad para establecer comunicación a larga distancia con sus amigos lo llevó a pensar en una solución.

“Cuando nosotros estábamos en la Argentina queríamos que las personas nos llamaran. Activamos un chip de una operadora local, pero no podíamos lograr que nos llamaran desde el exterior por los complicados códigos de marcado y prefijos”

Antes de emprender la creación de su propio producto, los cofundadores eran empleados de Yahoo, pero decidieron renunciar y trabajar por su propia cuenta. Sin embargo, Koum se tomó un año sabático para viajar por otros países como Rusia, Israel, Ucrania, entre otros.

En su travesía, el creador de WhatsApp llegó también a Argentina en donde nunca entendió cómo debía discar para lograr hablar con sus amigos. La regla del código de área, más el prefijo del país, el indicativo de la ciudad y por último el teléfono a llamar fueron demasiado engorrosos para el exitoso programador.

De acuerdo, al diario La Capital, Koum consultó si alguno de los alumnos era de Argentina y bromeó: “¿Cómo son sus códigos de área? ¡No supe cómo hacer que me llamen! Estaba frustrado”.

Ninguno de los creadores se imaginó que el proyecto digital que empezó a funcionar en el 2009 sería comprado por Facebook años después. Menos aún si se tiene en cuenta que tiempo atrás uno de ellos, Acton, se había presentado en una convocatoria de esa firma y fue rechazado.