Leopoldo López ya está en su casa, donde cumplirá arresto domiciliario
Share this on

Leopoldo López ya está en su casa, donde cumplirá arresto domiciliario

El líder opositor más conocido de Venezuela, Leopoldo López, salió de la cárcel y pudo por fin abrazar a su familia este sábado, después de recibir arresto domiciliario tras tres años de cárcel, acusado de incitar violentas protestas contra el gobierno. Hacia el mediodía, el político salió a un balcón a saludar a la multitud que se había apostado en su casa, e invitó a no desfallecer en las protestas.

López, de 46 años, educado en Harvard y exalcalde del municipio de Chacao, estado Miranda, quien también ha sido inhabilitado para ocupar cargos de elección popular, abandonó la cárcel militar de Ramo Verde antes del amanecer y se reunió con su esposa y dos hijos pequeños, tal como anunciaron sus familiares.

“Hace unos días lo habían castigado con aislamiento sin luz ni agua durante tres días”, dijo su padre, que también lleva el mismo nombre, en una entrevista con una radio española. “Ahora está abrazando a sus hijos, está con su esposa (…) Estoy feliz, él está feliz por supuesto”, añadió, agregando que su hijo llevaba una etiqueta electrónica para que las autoridades lo rastrearan.

Decenas de simpatizantes se encontraban frente a la casa de López en el exclusivo barrio de Los Palos Grandes, en Caracas, algunos con camisetas en su rostro. Fueron cerca de 100 personas las que se reunieron fuera de la casa, agitando la bandera de Venezuela, cantando consignas y celebrando con fuegos artificiales.

“Creo que este es el primer día de la transición”, dijo María Antonieta Witzka, fisioterapeuta de 57 años. “El gobierno se está dando cuenta de que somos la mayoría”, aseguró.

La Corte Suprema de Justicia de Venezuela dijo que el opositor recibió el arresto domiciliario debido a problemas de salud, pero sus familiares no pudieron identificar cuáles eran.

Los líderes de la oposición aplaudieron el regreso de Leopoldo López a casa, pero dijeron que se le debería conceder total libertad, junto con varios cientos de otros opositores encarcelados por el régimen, que mantiene su posición de  que todos los activistas presos lo están por cargos legítimos, incluyendo el de ser golpistas.

El defensor del pueblo, Tarek Saab, dijo en una entrevista con CNN que la medida fue el resultado de los esfuerzos de una comisión de la verdad respaldada por el Estado, que también está estudiando la liberación de otros ciudadanos detenidos en medio de protestas.

La excarcelación tuvo en el exprimer ministro español José Luis Rodríguez Zapatero un mediador crucial, que durante años mantuvo conversaciones con el gobierno de Venezuela, aseguró el primer ministro español Mariano Rajoy durante la reunión del G20 en Hamburgo.

Tres años de cárcel

López ha enfrentado críticas incluso dentro de la oposición por ser a veces demasiado templado y dominador. Fundó el partido de la Voluntad Popular después de dividirse con los líderes del partido de Primero Justicia, que también ayudó a fundar.

Aunque López había pedido públicamente una resistencia pacífica a Maduro en 2014, y estuvo tras las rejas durante la mayor parte de la agitación que mató 43 personas ese año, los fiscales dijeron que sus discursos enviaron mensajes subliminales y constituyeron un llamado a la violencia, por lo que fue condenado a casi 14 años de prisión.

Uno de los fiscales que encabezó el caso huyó más tarde del país y deslegitimó el procedimiento judicial.

El caso ha sido durante mucho tiempo una causa célebre para los partidarios de la oposición, considerándolo un preso político con el que denuncian al gobierno de Maduro por pisotear los derechos humanos. Varios líderes de todo el mundo, incluyendo al presidente estadounidense Donald Trump, han presionado para su liberación.

Los críticos progubernamentales pintan a López como un peligroso radical de la rica élite venezolana y del gobierno de Estados Unidos. Tiene ambiciones de convertirse en presidente de Venezuela y probablemente sería uno de los aspirantes a la oposición más populares en cualquier elección futura.

Maduro lo ha descrito como un terrorista peligroso que trató de derrocarlo a través de la violencia callejera. Los partidarios del gobierno a menudo evocan el papel de Leopoldo en un breve golpe de 2002 contra el ex líder Hugo Chávez, cuando ayudó a arrestar a un ministro.

El mandatario podría estar tratando de aliviar la presión con el regreso de Leopoldo López a casa, pero no hay señales de otras concesiones a la oposición en otros frentes.

Este ‘gesto’ se produce cuando Venezuela convulsiona una vez más por las manifestaciones contra el presidente socialista Nicolás Maduro, que lidia con una crisis integral y la censura global por atentar contra la independencia de poderes.

El 30 de julio, Venezuela  elegirá un cuerpo legislativo que reescribirá la constitución y disolverá las instituciones, en una maniobra que la oposición condena como un intento de mantener al partido oficialista en el poder contra la voluntad del pueblo.

Con información de REUTERS