A una semana de la votación, Maduro no cede en su Constituyente
Share this on

A una semana de la votación, Maduro no cede en su Constituyente

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, confirmó este domingo que la polémica elección de los miembros de su Asamblea Constituyente se mantiene para el próximo fin de semana.

“La derecha imperial cree que puede dar órdenes a Venezuela, el único que da órdenes aquí es el pueblo”, dijo Maduro en referencia la una amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer sanciones económicas si no se aborta la votación.

La oposición venezolana ha estado protestando en las calles desde abril contra el impopular mandatario, a quien acusan de destruir la economía de la nación miembro de la OPEP y aplastar la democracia.

Los oponentes están boicoteando el voto de la Asamblea Constituyente, que ven como el paso definitivo a la dictadura y una farsa diseñada para asegurar una mayoría para el gobierno con apoyo popular minoritario, mientras exigen elecciones libres, incluyendo presidenciales.

La Unión Europea y varias naciones latinoamericanas también han manifestado su oposición a la creación del órgano constituyente, que tendrá poder para reescribir la constitución venezolana de 1999 y anular otras instituciones.

“Necesitamos el apoyo de otras democracias para evitar convertirnos en otra Cuba”, dijo Julio Borges, que lidera el cuerpo legislativo de la Asamblea Nacional, que según las autoridades será reemplazado por el nuevo cuerpo constitutivo de Maduro.

Los líderes de la oposición planean una semana de protestas, incluyendo una huelga nacional de dos días el miércoles y jueves. Maduro dice que son “terroristas” trabajando para Washington por el control del petróleo de Venezuela.

“NO ME SUPERARÁN”

En su extenso programa de televisión, Maduro instó a la oposición a dejar que los venezolanos voten en paz el próximo domingo, pero también dijo que centros electorales especiales se establecerían para acomodar a los bloqueados por “fascistas”.

El transporte sería proporcionado libremente para aumentar la participación, agregó Maduro, vestido con una camisa roja y bailando con su esposa. “Ellos no me han derrocado ni me derrocarán”, dijo.

Maduro también prometió que los nuevos miembros de la Corte Suprema nombrados por la oposición en un desafío al gobierno serían encarcelados: “Todos van a la cárcel, uno por uno, y todos sus bienes y cuentas serán congelados”, amenazó.

Uno de los 13 miembros de la oposición, el abogado Ángel Zerpa, fue arrestado el sábado por el servicio de inteligencia estatal.

La Fiscalía de Venezuela, cuya titular, Luisa Ortega, rompió con el gobierno de Maduro en protesta por los abusos a los derechos humanos y la erosión de la democracia, dijo que el paradero de Zerpa era desconocido y solicitó habeas corpus para que lo liberaran.

El domingo, Ortega dijo que la Asamblea Constituyente debería haber sido precedida por un referéndum y que el 90 por ciento de los venezolanos se oponían, según un comunicado de su oficina.

Este domingo se conoció que el nuevo magistrado había sido detenido arbitrariamente por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN), y que lo mantenían en sus instalaciones sin permitirle contacto con su familia, según informó El Nacional.

Con información de REUTERS