Guatemala desmanteló red de corrupción liderada por un exministro
Share this on

Guatemala desmanteló red de corrupción liderada por un exministro

Al menos unas 20 personas se encuentran detenidas en Guatemala luego de que las autoridades judiciales desmantelaron una red de corrupción de la que el exministro de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (MICIVI), Alejandro Sinibaldi, está acusado ser ser el líder.

El sospechoso se encuentra prófugo de la justicia, pero la Policía ha capturado a personas allegadas a él como familares, empresarios y otros funcionarios públicos. 

La Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala comandan el operativo que ya ha ejecutado 42 allanamientos. Al igual que el escándalo de Odebrecht, durante su gestión como titular del MICIVI, entre el 2012 y el 2014, Sinibaldi habría recibido sobornos a cambio de beneficiar a diferentes empresas con contratos públicos destinados a la construcción e infraestructura.

Según Telesur, a través de tres compañías fantasma, el exfuncionario cobró sobornos por más de 13 millones de dólares. Además, ese medio establece que las comisiones que pagaban las firmas tuvieron como destino final “tres empresas de cartón que Sinibaldi y su grupo de testaferros utilizaron para lavar el dinero y hacerlo lícito en el sistema financiero del país”.

Sobre Sinibaldi pesan dos órdenes de captura internacionales, una de las cuales responde precisamente al delito de lavado de dinero. Por otro lado, el exministro está señalado de aportar una copiosa cantidad de plata para realizarle generosas atenciones al expresidente, Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta, Roxana Baldetti, quienes se encuentran detenidos por corrupción.

El diario La Prensa sostuvo que aproximadamente 10 millones de dólares habrían ingresado a Nicaragua por medio de las empresas involucradas en la causa denominada “Corrupción y construcción, los negocios del Micivi”. El fiscal a cargo, Juan Francisco Sandoval, le confesó al medio que “han realizado una solicitud de asistencia judicial, pero no han obtenido respuesta desde alrededor de tres meses”.

Las autoridades de Nicaragua no se han pronunciado al respecto, por lo que han impedido el curso del sumario que abrió Guatemala por el blanqueo de capital comandado por Sinibaldi.

En versión de La Prensa, la falta de cooperación por parte de Nicaragua le podría costar caro al país, ya que ingresaría de nuevo a la “lista gris” del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI). De caer en ese estado, la nación perdería credibilidad ante los demás países por la impune existencia de lavado de dinero en su territorio.

Entre las 20 personas cercanas al exministro que fueron detenidas se cuenta el expresidente de la Cámara Guatemalteca de la Construcción, José Luis Agüero Urruela, así como el exembajador de Guatemala en Estados Unidos, Julio Ligorria, quién asimismo está siendo investigado con Sinibaldi en otra causa por recolectar dinero ilícito para apoyar la candidatura del expresidente Otto Pérez Molina.

El Nuevo Diario informó que el extítular del MICIVI autorizaba diferentes manejos bajo las firmas  “A.S” o “A.S.A.”. Para cumplir con su cometido, el político se escudaba en firmas como “Constructora Benelli S.A.”, la “Agropecuaria y Constructora Agua Azul S.A.” y “Agropecuaria y Constructora El Florido S.A”.

Una vez recolectado el dinero, el mismo era invertido en diversos bienes tales como: autos, yates, aviones y propiedades, entre otros.