Ya son tres los magistrados nombrados por la oposición que se encuentran detenidos
Share this on

Ya son tres los magistrados nombrados por la oposición que se encuentran detenidos

Dos magistrados más de los que fueron nombrados por la Asamblea Nacional de Venezuela como parte de un Tribunal Supremo alternativo en desafío al gobierno del presidente Nicolás Maduro, fueron detenidos el martes por agentes de inteligencia, de acuerdo con la oposición.

Jesús Rojas y Zuleima González fueron secuestrados en el estado central de Anzoátegui, luego de que otro detenido, Ángel Zerpa, fuera arrestado el fin de semana, se informó desde el legislativo, controlado por la oposición.

La oposición ha convocado un segundo paro de dos días comenzando este miércoles a las 6 de la madrugada (hora local), intentando forzar a Maduro a que desista de su Constituyente. Millones de personas participaron en la huelga de un día la semana pasada, durante la cual cinco personas murieron en enfrentamientos.

Los críticos dicen que la Asamblea Constituyente, cuyos miembros serían elegidos el domingo, institucionalizaría la dictadura por parte del Partido Socialista, aunque Maduro insiste en que es la única manera de empoderar al pueblo y traer la paz después de cuatro meses de disturbios antigubernamentales que han matado a más de 100 personas.

El principal gremio empresarial, Fedecamaras, también apoyó a la oposición, emitiendo una declaración el martes que calificó la votación del próximo fin de semana como “inconstitucional e innecesaria”.

“Exigimos que el poder ejecutivo abandone su intención de imponer una nueva constitución”, expresó el grupo, que es despreciado por los partidarios del gobierno por su papel central en el breve golpe de 2002 contra el predecesor de Maduro, Hugo Chávez.

La oficina de la vicepresidencia, que supervisa el servicio estatal de inteligencia Sebin, no respondió a las llamadas telefónicas en busca de comentarios sobre los últimos arrestos reportados en Anzoátegui.

El ex primer ministro español José Luis Rodríguez Zapatero ha hablado con la oposición y con los dirigentes del Partido Socialista sobre el aplazamiento de las elecciones de la Asamblea Constituyente, según tres fuentes de la oposición.

Las conversaciones no han dado resultados concretos, dijeron, y agregaron que Zapatero tenía previsto hablar con Maduro el martes por la noche.

Maduro dijo durante el fin de semana que el gobierno había mantenido conversaciones con la oposición y que posponer la votación había estado sobre la mesa, pero que la oposición no la siguió.

El martes no mostró ninguna señal de que planeaba desechar la votación o modificar su cronograma. “El 30 de julio, la constituyente seguirá adelante con el voto del pueblo”, dijo en una emisión televisada.

“El domingo 30 de julio, todos salen a la calle, votan por la paz, votan por la asamblea constituyente”

Frente a la intensa condena extranjera, incluida la amenaza de sanciones económicas por parte del presidente estadounidense Donald Trump, Maduro ha prometido que la votación continuará a pesar de la presión “imperial”.

Los senadores estadounidenses Marco Rubio y Robert Menendez escribieron el martes una carta al presidente Donald Trump solicitando sanciones individuales contra funcionarios estatales. La carta incluía una lista de 10 funcionarios que los senadores describieron como merecedores de sanciones, entre ellos la presidenta del consejo electoral, Tibisay Lucena, y el tesorero Carlos Malpica.

“Creemos que ha llegado el momento de imponer (…) sanciones contra aquellos individuos que han llevado a Venezuela al abismo”, escribieron los senadores, añadiendo que planeaban dar nombres adicionales en los próximos días.

“Es fundamental que sigamos siendo una voz para el pueblo venezolano, y que les ayudemos lo mejor que podamos en la recuperación de su democracia representativa”

Reuters no pudo obtener comentarios de Lucena o Malpica.

En Venezuela, muchos estaban abasteciéndose de comida el martes previendo cierres y problemas durante la huelga de dos días. Algunos se preocuparon de que no sería capaz de encontrar comida y perderían dinero por no poder trabajar.

Con información de REUTERS