La leche argentina es considerada la segunda más cara del mundo
Share this on

La leche argentina es considerada la segunda más cara del mundo

En los últimos años el consumo de productos de la canasta familiar en Argentina ha caído considerablemente, a tal punto que comprar lácteos, por ejemplo, se ha convertido en casi un lujo. Es ese particular, la inflación y el aumento del desempleo en el país han contribuido a que el precio del litro de leche sea considerado el segundo más caro del mundo.

El Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de la ciudad de Córdoba informó que en la actualidad el litro del producto lácteo alcanza una tarifa de 1,55 dólares, en comparación con la registrada por Canadá —la más alta– con 1,86 dólares. Según el informe, en tercer lugar se encuentra Puerto Rico con un precio de 1,52 dólares. Con esto, el valor del litro de leche argentina superó la media internacional en 0,55 dólares.

“El precio de la leche se encuentra desfasado y desequilibrado respecto al precio internacional, ocasionando un abrupto descenso en su consumo y el encarecimiento de sus derivados”

Para realizar el estudio que determinó la posición de Argentina frente al mundo en la materia, fueron analizados otros 35 estados de la región y del mundo. En diálogo con Radio Mitre, el presidente de la Mesa de Productores Lecheros de la provincia de Santa Fe, Marcelo Aimaro, declaró que la situación responde a la ausencia de un sistema regulatorio por parte del Estado. Además, aseguró que es importante exportar leche sí o sí en aquellos casos en los que su producción supera la cantidad comercializada en el país.

“No es posible que el productor se lleve el 29 por ciento y el que la comercializa, el 30. El que pone más capital en juego es el que menos se está llevando, que es el productor”

Según información de ese medio, en lo que va corrido del año el precio del litro de leche se encareció en un 58 por ciento. Para hacer frente a la situación, los expertos aconsejan generar una mayor inversión en estructura y energía para que evitar que más tambos de leche sean cerrados en Argentina. En el último la industria láctea del país ha experimentado una fuerte crisis que la ha llevado al cierre de más de 1.000 lugares productores.

En la actualidad, el precio del litro de leche en el mercado se encuentra por encima de los 20 pesos argentinos (cerca de 1 dólar con 20 centavos). En versión del Diario Hoy, la baja rentabilidad, es uno de los principales problemas que enfrentan los productores del país, sumado al aumento de desempleo como consecuencia de las políticas impulsadas por el presidente de Argentina, Mauricio Macri. Por último, el informativo sostuvo que la carga impositiva que ejerce el Estado, alrededor del 43 por ciento, supera las capacidades de los pequeños y medianos productores.  

“Se han perdido alrededor de 30.000 puestos de trabajo, lo que ha llevado a que de los 11.000 tambos existentes en marzo de 2014 hoy resistan menos de 9.000”

Las condiciones climáticas en Argentina también han repercutido en el rendimiento de la industria láctea. Las constantes precipitaciones han dejado como resultado grandes inundaciones que provocan la muerte de decenas de reses y generan daños en la maquinaria implementada en los tambos.