Despido masivo de trabajadores de la planta de Pepsico en Argentina provoca caos y protestas
Share this on

Despido masivo de trabajadores de la planta de Pepsico en Argentina provoca caos y protestas

Más de 600 trabajadores de la planta de producción de la multinacional Pepsico, ubicada en Buenos Aires, fueron despedidos el pasado mes de junio. La noticia tomó por sorpresa a los empleados y se dio justo en el momento en que el presidente Mauricio Macri anunció un retorno al crecimiento económico del país y la recuperación de puestos de trabajos perdidos.

El anuncio de la desvinculación laboral se dio por intermedio de un cártel que publicaron en la entrada de la empresa y en donde les notificaron sobre el “cese de operaciones” de la planta de producción alimenticia. Además, en el escrito se les notificó que se los “libraba de brindar servicio manteniendo el goce de haberes” hasta nueva orden.

En declaraciones citadas por el diario Perfil, Leandro Gomez, delegado gremial, indicó que el anunció los tomó por sorpresa ya que no tuvieron ningún contacto previo con alguno de los directores de la empresa.

“Estamos en la puerta de la fábrica, nos enteramos hace una hora con un cartel en el portón principal que la empresa cesaba sus actividades momentáneamente. No se habla de cierre definitivo, pero no nos dejan entrar al lugar porque está Gendarmería adentro”, lamentó Leandro.

El desafortunado hecho no solamente afectó a los operarios de la planta, según indició el delegado gremial, personal administrativo también quedó a la deriva y sin saber que va a pasar.

“Somos 550 operarios, que más los administrativos, sumamos un total de casi 700 personas que vamos a quedar en la calle” aseguró Gomez.

Según rumores que han salido a la luz pública, Pepsico, empresa alimenticia que cuenta con más de 58 años en el mercado argentino, estaría en crisis. Esta versión se habría originado a raíz de un  “procedimiento preventivo de crisis” que presentaron los directivos ante el Ministerio de Trabajo.

Sin embargo, tal y como resalta Página 12, la empresa se encargó de desmentir los rumores y dejó en claro la razón por la cual se cerró la planta ubicada en Buenos Aires.

“Se ha tomado la difícil decisión de cesar las operaciones de la planta ubicada en la localidad de Florida debido a los obstáculos inherentes a la ubicación de la planta en un área mayormente residencial, su compleja estructura de costos y extensos requerimientos logísticos. Pepsico ofrecerá un trato cuidadoso a los empleados a través de una propuesta que mejora significativamente cualquier obligación legal”, aseguró la empresa mediante un comunicado oficial.

Un mes después de que se notificó el cierre de la empresa, los trabajadores que fueron desvinculados se han mantenido en los alrededores de la planta protestando y exigiendo respuestas. En la última semana, vecinos residentes de la zona se unieron a las protestas en favor de los desempleados por lo que a la policía ha tenido intervenir incluso haciendo uso de la fuerza.

Según expresó Catalina Balaguer, vocera de los trabajadores perjudicados, las autoridades están reprimiendo la voz de protesta en contra de una empresa que habría maltratado a sus empleados.

“Muchos vecinos salieron a solidarizarse con nosotros con un cacerolazo. Porque PepsiCo no solamente maltrata y pasa por encima los derechos de los trabajadores sino que mil veces ha pasado por encima de los derechos de los vecinos. Fuimos nosotros, los trabajadores, los que hicimos que le ponga un coto a la impunidad que tenía PepsiCo acá, en el barrio. Por eso ahora están caceroleando con nosotros”, advirtió Balaguer tal y como resalta Telesurtv.