Mientras el paro avanza, EE.UU. emite sanciones contra 13 altos funcionarios venezolanos
Share this on

Mientras el paro avanza, EE.UU. emite sanciones contra 13 altos funcionarios venezolanos

El gobierno estadounidense impuso sanciones a 13 altos funcionarios venezolanos mientras la oposición del país mantiene al país en una huelga de dos días, presionando al impopular presidente Nicolás Maduro para que desista de su polémica Asamblea Constituyente.

El enemigo ideológico de Venezuela durante mucho tiempo, los Estados Unidos optó por sancionar a los jefes del ejército y de la policía de ese país, a la directora del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, el vicepresidente de la estatal PDVSA, Simon Zerpa, el ex ejecutivo de la petrolera, Erik Malpica; y los exministros Iris Varela y Elias Jaua, bajo acusaciones de corrupción y abusos de derechos.

Lucena, es despreciada por los activistas de la oposición, que han dicho que ha retrasado las elecciones regionales y bloqueado el referendo revocatorio contra Maduro a instancias de un gobierno autocrático. La oposición también ha acusado a PDVSA de ser un nido de corrupción.

Funcionarios de Estados Unidos que hablaron con Reuters bajo condición de anonimato, dijeron que los individuos a quienes apuntan las sanciones fueron acusados ​​de apoyar la represión de Maduro, perjudicar las instituciones democráticas o victimizar a los venezolanos a través de la corrupción.

Las medidas punitivas incluyen la congelación de los activos estadounidenses, la prohibición de viajar a los Estados Unidos y la prohibición a los estadounidenses de entablar negocios con ellos.

Varios miembros del Tribunal Supremo de Venezuela habían sido sancionados en mayo, en respuesta a su decisión de anular el Congreso liderado por la oposición.

Sanciones similares había recibido en febrero el influyente vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, por presuntos vínculos con el narcotráfico. Sus activos y los de uno de sus asociados en Estados Unidos y otros lugares fueron congelados. Estos totalizan cientos de millones de dólares más de lo que se esperaba, dijo uno de los funcionarios estadounidenses a Reuters.

El presidente Donald Trump omitió por ahora sanciones más amplias contra la industria petrolera, aunque se mantienen bajo consideración.

Un funcionario estadounidense advirtió que las sanciones eran sólo una ronda inicial, y que Estados Unidos estaba preparando medidas más duras. La opción más seria sería detener los pagos en dólares por el petróleo venezolano, o una prohibición total de las importaciones de crudo a Estados Unidos, un cliente que paga en efectivo.

Sin embargo, los responsables políticos norteamericanos siguen sopesando los riesgos potenciales de tales sanciones, que incluyen infligir más sufrimiento a los venezolanos y elevar los precios de la gasolina en Estados Unidos.

Incluso algunos de los opositores de Maduro han advertido que si Estados Unidos va demasiado lejos en las sanciones se podría exacerbar el nacionalismo entre los partidarios de Maduro.

Maduro ha ratificado la votación del domingo para elegir los miembros de la Asamblea Constituyente que tendrá poder para reescribir la Constitución y anular la actual legislatura dirigida por la oposición. El sucesor de Hugo Chávez dice que esto traerá la paz a Venezuela después de cuatro meses de protestas en las que más de 100 personas han muerto.

Huelga con menor participación

Los manifestantes que respaldan el paro nacional de 48 horas bloquearon vías con barricadas improvisadas, mientras que el comercio permaneció cerrado en su mayoría. “Es la única manera de demostrar que no estamos con Maduro. Son pocos, pero tienen las armas y el dinero”, dijo el decorador Cletsi Xavier, de 45 años, ayudando a bloquear la entrada a una autopista en el este de Caracas con cuerda y láminas de metal.

En general, sin embargo, parece haber menos personas que en una huelga de 24 horas de la semana pasada, cuando cinco personas murieron en los enfrentamientos. Las empresas estatales, incluida PDVSA, se mantuvieron abiertas.

Un hombre de 30 años murió durante la protesta en el montañoso estado de Mérida, dijeron las autoridades. Rafael Vergara fue asesinado a tiros cuando soldados y civiles armados se enfrentaron a los manifestantes, dijo a Reuters el legislador local de la oposición, Lawrence Castro.

El Foro Penal de derechos locales dijo que 50 personas habían sido arrestadas.

 

Con información de REUTERS