EE.UU. aplicaría sanciones al sector petrolero venezolano este lunes
Share this on

EE.UU. aplicaría sanciones al sector petrolero venezolano este lunes

El gobierno estadounidense denunció como “falso” el proceso electoral de este domingo en Venezuela y podría anunciar medidas este mismo lunes.

Las represalias no incluirían una prohibición de los envíos de petróleo venezolanos a Estados Unidos, una de las opciones más duras, pero podrían dejar de suministrarle el crudo estadounidense ligero que en el país latinoamericano se mezcla con el pesado para luego exportarlo.

Aunque no se han tomado decisiones definitivas, los funcionarios que hablaron con Reuters en condición de anonimato, dijeron que Estados Unidos también podría apuntar a otros altos funcionarios venezolanos. No obstante, el cuándo de esas nuevas sanciones individuales, como las impuestas a 13 figuras venezolanas la semana pasada, permaneció incierto.

Otras opciones aún en consideración, según las autoridades, incluyen varias restricciones para el acceso del gobierno venezolano y la petrolera estatal PDVSA al sistema bancario estadounidense.

Mo está claro si la administración estadounidense está dispuesta a tomar esa medida o en su lugar la mantendrá en reserva si sucede algo que amerite una medida más dura después de la votación. Washington ha respaldado la versión de la oposición venezolana, según la cual la Asamblea Constituyente es el paso definitivo hacia la dictadura.

La nueva ronda de sanciones está destinada a ejecutar la amenaza del presidente Donald Trump de tomar “acciones económicas fuertes y rápidas” si el presidente venezolano, Nicolás Maduro, continuaba con sus planes.

Pero la respuesta estadounidense, aunque se espera que sea la más dura aún contra el gobierno de Maduro desde que Trump asumió el poder, también está siendo calibrada para evitar causar más sufrimiento al pueblo venezolano, o perjudicar seriamente los intereses económicos de Estados Unidos.

La Casa Blanca no respondió inmediatamente a una solicitud de comentario.

POSIBLE PROHIBICIÓN DEL ACEITE DE ESTADOS UNIDOS A VENEZUELA

Estados Unidos es el mayor cliente del petróleo venezolano, y cualquier sanción importante en su sector energético privaría al gobierno de Maduro de preciados recursos que necesita.

Sin embargo, los legisladores estadounidenses también están conscientes del riesgo de que esto dispare los precios de la gasolina en Estados Unidos y perjudique a Citgo, la filial estadounidense de PDVSA. Es así que la opción que ha ganado preferencia en la administración es la de recortar la exportación del crudo diluyente.

Los Estados Unidos compraron 780.000 barriles de crudo venezolano por día (bpd) y varios de sus productos refinados en los primeros cuatro meses de 2017, lo que sería casi un 8 por ciento del total de las importaciones. Venezuela también importó 75.000 barriles de productos refinados por día directamente de Estados Unidos el año pasado, según cifras de la Administración de Información de Energía. Estas importaciones crecieron a 87.000 entre enero y abril de este año, añadieron.

PDVSA también compra crudo ligero estadounidense de Estados Unidos a través de su instalación de almacenamiento de Bullenbay, en Curaçao. El año pasado compró 30.000 bpd de petróleo estadounidense, mientras que hasta abril ha comprado 19.000 bpd de crudos WTI y DSW, principalmente para ser refinado en la Isla.

El embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, dijo el domingo que las elecciones de Venezuela eran una “farsa” y “otro paso hacia la dictadura”, diciendo que Estados Unidos no aceptaría un gobierno ilegítimo en Caracas,

Brasil, Argentina, Perú y Chile también criticaron al gobierno de Maduro por violar las normas democráticas e ignorar los llamamientos de la comunidad internacional para desistir.

Argentina dijo que no reconocería los resultados de lo que su Ministerio de Relaciones Exteriores llamó una “elección ilegal”, mientras Brasil, Perú y Chile pidieron medidas para restablecer el diálogo y avanzar hacia la renovación de la democracia.

“Esta elección viola las normas de la constitución venezolana y contraviene la voluntad soberana del pueblo representada en la Asamblea Nacional”, dijo la cancillería peruana.

“El gobierno brasileño condena la destrucción de la libertad constitucional para demostrar y repudiar el tipo de represión violenta por parte de las fuerzas del Estado y grupos paramilitares”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

Con información de REUTERS