Trump amenaza a Venezuela con represalias económicas si la Constituyente procede
Share this on

Trump amenaza a Venezuela con represalias económicas si la Constituyente procede

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó el lunes con “acciones económicas fuertes y rápidas” contra Venezuela si el presidente Nicolás Maduro insiste en proceder con la votación que elegirá los miembros de la Asamblea Constituyente que reescribirá la Constitución.

“Ayer, el pueblo venezolano volvió a aclarar que defiende la democracia, la libertad y el Estado de derecho, pero sus acciones fuertes y valientes siguen siendo ignoradas por un mal líder que sueña con convertirse en un dictador”, dijo Trump en un comunicado emitido por la casa Blanca.

“Estados Unidos no se quedará parado mientras Venezuela se desmorona. Si el régimen de Maduro impone su Asamblea Constituyente el 30 de julio, Estados Unidos tomará acciones económicas fuertes y rápidas”, agregó el mandatario norteamericano.

El domingo, el 98 por ciento de los partidarios de la oposición rechazaron la asamblea propuesta en un referendo no oficial ni vinculante.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron a la agencia Reuters el mes pasado que el gobierno de Trump estaba considerando sancionar al sector energético de Venezuela, incluyendo la petrolera estatal PDVSA, en una importante escalada en los esfuerzos de Estados Unidos para presionar al gobierno socialista.

La idea de atacar el núcleo de la economía venezolana, que depende del petróleo para alrededor del 95 por ciento de sus ingresos de exportación, ha sido discutida en altos niveles de la administración como parte de una amplia revisión de las opciones de los Estados Unidos.

Los funcionarios de la Casa Blanca, hablando bajo condición de anonimato, dijeron a Reuters que Estados Unidos podría golpear a PDVSA como parte de un paquete de sanciones “sectoriales” que apuntaría por primera vez a toda la industria energética de la nación miembro de la OPEP.

Asimismo, dejaron claro que la administración se movía con cautela, consciente de que si se tomara un paso así, sin precedentes, podría profundizar la crisis económica y social del país, en la que millones sufren escasez de alimentos e inflación rampante.

Otro factor que complicaría su ejecución sería el impacto potencial en los envíos de petróleo, pues Venezuela es el tercer mayor proveedor de petróleo de Estados Unidos después de Canadá y Arabia Saudita. El país sudamericano representó el 8 por ciento de las importaciones de petróleo de los Estados Unidos en marzo, según cifras gubernamentales.

Con información de REUTERS