Animales del zoológico de Zulia estarían siendo robados para servir de alimentos
Share this on

Animales del zoológico de Zulia estarían siendo robados para servir de alimentos

Las autoridades están investigando el robo de animales de un zoológico ubicado en el estado occidental de Zulia, los cuales probablemente fueron secuestrados para ser comidos. De ser cierto, el hecho sería otra muestra de la escasez crónica de alimentos en Venezuela.

Un funcionario de la policía dijo que dos pecaríes de collar, que son similares en apariencia a los jabalíes, fueron robados durante el fin de semana del Parque Zoológico Metropolitano Zulia, en la sofocante ciudad de Maracaibo, cerca de la frontera con Colombia.

“Se supone que fueron tomados con la intención de comerlos”, dijo a periodistas Luis Morales, funcionario de la división Zulia de la Policía Nacional.

El colapso caótico del modelo económico socialista del país ha creado una escasez crónica de alimentos que ha alimentado la desnutrición y ha dejado a millones de personas que buscan comida en cualquier lugar donde puedan encontrarla, incluso en basureros.

El presidente Nicolás Maduro culpa de la escasez de alimentos a una “guerra económica” más amplia liderada por los adversarios con la ayuda de Washington.

Sin embargo, el zoológico Leonardo Núñez dijo que la ola de robos de las últimas semanas había afectado a 10 especies, incluyendo un búfalo que fue cortado en pedazos. Asimismo, aseguró que esta habría sido orquestada por “narcotraficantes” que buscarían vender los animales.

“Los animales no fueron robados para ser comidos “, dijo Núñez en una entrevista el miércoles.

Mauricio Castillo, exdirector del zoológico, dijo que los ladrones habían tomado también dos tapires; animales de la selva que también son similares a un cerdo y clasificado como en potencial peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

La escasez también ha dejado zoológicos sin alimentos suficientes para alimentar a los animales, con unos 50 animales muriendo de hambre el año pasado en los parques zoológicos de Caracas, según un dirigente sindical.

El gobierno negó que los animales hubieran muerto de hambre, insistiendo en que habían sido tratados “como familia”.

Con información de REUTERS