En plena campaña electoral, Argentina recibe miles de denuncias por afiliación involuntaria a partidos políticos
Share this on

En plena campaña electoral, Argentina recibe miles de denuncias por afiliación involuntaria a partidos políticos

Con miras a las elecciones primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO), en Argentina descubrieron que hay cientos de personas que fueron afiliadas a diferentes partidos políticos sin su consentimiento. La situación es de tal magnitud que inclusive algunos miembros de las fuerzas de seguridad resultaron afectados.

En diálogo con el canal TN, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, confirmó que al menos 5.683 uniformados pertenecientes a la Policía Nacional, Gendarmería, Policía Aeroportuaria y Prefectura fueron adheridos a diferentes movimientos políticos. Asimismo, se estima que unos 1.400 integrantes de la Bonaerense y 100 de la Policía de la Ciudad también fueron alcanzados.

“Muchos agentes nos consultaron por temor de que lo sucedido los pudiera perjudicar, pero sólo tienen que desafiliarse”

Debido a la cantidad de personas que han denunciado el hecho, la Cámara Nacional Electoral (CNE) de Argentina debió habilitar un formulario en línea para que cada ciudadano tenga la posibilidad de verificar si fue o no afiliado sin su consentimiento. No obstante, en el caso de que el ciudadano haya sido adherido contra su voluntad, no podrá saber a través de la plataforma a qué partido pertenece supuestamente.

De encontrarse en la anterior situación, lo primero que deberá hacer el damnificado es presentar una denuncia ante cualquier entidad judicial con competencia electoral. De igual manera, las autoridades habilitarán un telegrama para darse de baja de manera voluntaria ante las oficinas del Correo Oficial Argentino.

De acuerdo con TN, desde la cartera de Seguridad Nacional se encontraron con la irregularidad, “al cruzar la nómina de agentes, los padrones electorales y los afiliados a los partidos políticos”. En algunas ciudades como La Plata se reciben a diario 300 personas que aseguran haber sido inscritas de manera involuntaria.  

En entrevista con el diario Perfil, el secretario de la CNE, Sebastián Schimmel, manifestó que “una filiación “trucha” constituye un delito, ya que se trata de una falsedad ideológica de la ficha de filiación”. Según el Código Penal, todo aquel que sea hallado responsable de cometer esta ilegalidad podría enfrentar de uno a seis años de prisión por manipulación de un instrumento público.

En el próximo mes de agosto se llevarán a cabo en Argentina las PASO para elegir las listas de los precandidatos que ocuparán diferentes cargos públicos a nivel nacional, como diputados y senadores. Según Perfil, actualmente el Partido Justicialista cuenta con la mayor cantidad de inscritos, con un total de  3’620.375, “lo que representa al 10 por ciento del total de electores”.

El virus pasó a Chile

Del otro lado de la frontera, en Chile se destapó una situación similar. En las últimas elecciones primarias celebradas el pasado 2 de julio, cientos de personas que acudieron a las urnas no pudieron ejercer su voto. Tal y como publicó el diario El Mostrador, los damnificados fueron informados de que aparecían registrados en otros movimientos políticos ajenos a sus candidatos de preferencia.

Por el hecho, el Consejo Directivo del Servicio Electoral (SERVEL) ya recibió 448 denuncias de manera directa y otras 117 a través del Parlamento o los mismos partidos políticos. A cada una de las personas que presente un reclamo, la entidad  le enviará los antecedentes para que en un plazo máximo de cinco días ratifique o desacredite la información suministrada. En el caso de resultar afectado, el ciudadano podrá iniciar las acciones legales pertinentes.