La banca internacional traba la venta de marihuana en farmacias uruguayas
Share this on

La banca internacional traba la venta de marihuana en farmacias uruguayas

La aprobación de la venta de marihuana en las farmacias de Uruguay generó un conflicto con los bancos internacionales que tienen sede en el país. La medida no fue bien recibida por estos y ahora las entidades bancarias se niegan a conservar entre su clientela a quienes que se beneficiaron con la iniciativa, ya sea como productores o como distribuidores.

Los dueños de algunas farmacias se encuentran en una encrucijada, ya que han sido advertidos por la banca internacional de que sus cuentas serán cerradas por participar de esa actividad. Antes de que se autorizara la venta en esos locales, la banca ya había anunciado medidas, por lo que algunos comerciantes analizan la posibilidad de suspender la distribución en sus negocios.

De acuerdo con el diario El Observador, las autoridades del Banco Central de Uruguay (BCU) se reunieron con la Asociación de Farmacias con el propósito de discutir las diferentes alternativas para superar el conflicto. No obstante, luego del encuentro los participantes llegaron a la conclusión de que la única solución certera es que “el gobierno de Estados Unidos decida modificar su normativa para que el cannabis no sea considerado una sustancia prohibida”.

En entrevista con ese medio, el abogado del Centro de Farmacias de Uruguay (CFU), Pablo Durán, reconoció que los comerciantes tenían la ilusión de continuar con su actividad normal tras el encuentro. Sin embargo, se fueron con el sinsabor de saber que la banca no está dispuesta a negociar y por ende el panorama no es alentador.

“Tenemos decenas de farmacias que estaban interesadas en vender marihuana y que ahora están esperando; otras están haciendo el tramite para darse de baja”

Con esas condiciones queda claro que lo que para el Gobierno de Uruguay es un avance en materia de consumo legal de la marihuana, para las firmas extranjeras en cuestión no es más que una actividad derivada del narcotráfico. Por tanto, es muy poco probable que el conflicto sea superado si no se toma en cuenta la postura de la banca internacional.

Según informó el diario El País, los integrantes del CFU mantendrán un diálogo con representantes del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) para analizar si deben o no continuar adelante, teniendo en cuenta que desde el sector bancario no hay alternativa alguna. Lo cierto es que varias farmacias habilitadas para vender marihuana en Uruguay decidieron no reponer sus existencias hasta tanto no se defina la situación.

La reacción de los bancos internacionales responde a las políticas estipuladas desde sus ‘casas matrices’. Esta, a su vez, está relacionada con la relación que constantemente tienen las entidades financieras con otras compañías extranjeras para llevar adelante transacciones internacionales, exportaciones e importaciones.

Con el cierre de las cuentas bancarias, los titulares de las farmacias se verían seriamente afectados, más aún cuando es de público conocimiento que para el comercio es muy importante contar con el sistema de ventas que ofrecen las entidades financieras.

Por el momento, La Red 21 publicó que “muchos de los comercios vinculados a la regularización de la marihuana en Uruguay están haciendo sus transacciones por medio del Banco República, que al ser local y estatal, no les representa ninguna problema legal”.