Por un error ortográfico, la vicepresidencia de Bolivia sancionó a un funcionario público con una tarea escolar
Share this on

Por un error ortográfico, la vicepresidencia de Bolivia sancionó a un funcionario público con una tarea escolar

Desde la vicepresidencia de Bolivia decidieron aplicarle una particular sanción a uno de sus funcionarios. El empleado público tenía la misión de redactar la ficha de registro de investigadores de la biblioteca y archivo de la Vicepresidencia, pero cometió un error ortográfico que le valió una penalidad aleccionadora.

Durante el desempeño de su labor, el bibliotecario, cuya identidad no trascendió, incurrió en un desacierto al consignar en todas las fichas “Viceprecidencia” en lugar de “Vicepresidencia”. Ante tal descuido, las máximas autoridades de esa dependencia gubernamental decidieron darle una lección.

El diario Página Siete publicó que el hombre deberá completar cinco cuadernos de 100 hojas con la palabra “Vicepresidencia”. Además, por un periodo de tres meses cada semana tendrá que leer en horario extralaboral un libro de mínimo 400 páginas. De acuerdo al medio, a través de un comunicado, la entidad oficial lamentó el error ortográfico y pidió disculpas por el hecho.

Si bien para algunos sectores la sanción es ejemplar, para otros es una muestra de abuso de autoridad que se evidencia en el escarmiento público que de cierta manera recibió el funcionario. Asimismo hay quienes consideran que en Bolivia es muy frecuente la presencia de errores ortográficos que están relacionados con la confusión fonética de las letras “S, C y Z”.

Los detractores de la postura adoptada por el despacho de la Vicepresidencia abogan porque el ministerio Público y la Defensoría del Pueblo tomen cartas en el asunto ante lo que para ellos es un claro caso de discriminación y supremacía. Lo anterior teniendo en cuenta que el error ortográfico no debió ser tomado con tanta trascendencia y más aún cuando según los críticos existen otros temas más importantes de los que debe ocuparse el Gobierno de Evo Morales.

Lo cierto es que, sea la sanción polémica o no, en anteriores oportunidades el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, también le hizo completar a algunos funcionarios públicos diferentes hojas con la consigna “No debo mentir”. Para el diario La Hora, “la sanción se condice con el espíritu intelectual que ha manifestado Linera, quien ha pronunciado innumerables discursos ante los jóvenes para incentivar la lectura”.

Ortografía y justicia

También por un error ortográfico, tres sujetos que se hacían pasar por policías fueron detenidos en Bolivia. Los capturados portaban credenciales de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural, cuya sigla es UMOPAR. Al revisarlas con detenimiento, las autoridades pudieron constatar que se trataba de identificaciones falsas, ya que lo habían escrito “HUMOPAR”.

En su declaración pública, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), mayor Iván Zambrana, aseguró que en el reverso los documentos tenían la frase “Comando de Policía de Selva Humopar”, según el periódico El Día. Ese medio indica que los maleantes fueron apresados luego de que las autoridades recibieron una denuncia por estafa.

Después de su detención, la Policía realizó diferentes allanamientos en los cuales se secuestró documentación e indumentaria de las fuerzas de seguridad de Bolivia. Los detenidos, identificados como Daniel Duarte Bejarano,  Moisés Pacama Apuri y Pablo Mendoza, se hacían pasar como integrantes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN).