Bolivia anunció la construcción de su primer tren eléctrico
Share this on

Bolivia anunció la construcción de su primer tren eléctrico

El nuevo medio de transporte contará con 12 formaciones y 43 estaciones que recorrerán un tramo de aproximadamente 42 kilómetros. En su recorrido, el Tren Metropolitano conectará los municipios de Sipe Sipe, Vinto, Quillacollo, Colcapirhua, Sacaba y Cochabamba. El proyecto anunciado por el presidente de Bolivia, Evo Morales, demandará una inversión de unos 450 millones de dólares.

Durante el anuncio, el mandatario se mostró entusiasmado con el que sería el primer tren eléctrico de Bolivia. Detrás de la construcción, que tendrá lugar en el departamento de Cochabamba, ubicado en el centro del país, se encuentra un grupo de empresas de España y Suiza. La concesión del proyecto de infraestructura está a cargo de la Asociación Accidental Tunari, integrada por las firmas JOCA Ingenieria y Construcciones S.A. y Molinari Rail.  

El diario El Deber informó que para llevar a cabo la obra el Gobierno analizó la posibilidad de solicitar un préstamo internacional. Sin embargo Morales optó por obtener los fondos desde el Tesoro General de la Nación (TGN), ya que le representaba al país un ahorro de al menos 183 millones de dólares.

Cada una de las formaciones del Tren Metropolitano tendrá cinco vagones habilitados para transportar entre 200 y 250 personas, según publicaciones de este medio. Se estima que por el trayecto que cubrirá el ferrocarril eléctrico circulan con frecuencia un promedio de 70 mil personas.

Aún cuando la nueva obra de infraestructura promete mejorar la movilidad de las personas y a su vez favorecer al medio ambiente, hay sectores que no se mostraron a favor de la medida. El periódico Los Tiempos consignó que algunos habitantes de los municipios por los cuales pasará el tren se mostraron preocupados ante la escasa información que les han brindado las autoridades.

En diálogo con este medio, el presidente del Comité del Control Social del Tren Metropolitano, Roberto Escobar, exigió una socialización para conocer todos los detalles del ferrocarril eléctrico. En su declaración, Escobar explicó que hay personas que tienen su vivienda a siete metros del terreno por el que pasaría el transporte, de manera que si van a resultar damnificadas lo mínimo es que tengan certeza de que entidad se hará cargo de la indemnización.

“Nos dicen que no va a afectar, nosotros necesitamos sólo 10 metritos no más, dicen, y las alcaldías nos van a decir recorran más allá”

En contraparte, el responsable del equipo del área Social y Ambiental del proyecto, Jorge Gómez, afirmó en una rueda de prensa que se realizará un encuentro con los diferentes alcaldes y comunidades de cada zona para despejar dudas y realizar un consenso. De acuerdo con el Diario Opinión, el funcionario subrayó que es importante tener en cuenta la consulta pública para evitar cualquier tipo de inconveniente.  

En adición, Gómez aprovechó para aclarar que no se afectará ninguna vivienda aledaña a las vías, aunque reconoció que está pendiente definir en el diseño final qué harán con los inmuebles que se encuentran a escasos 10 metros de ella.

“Se tiene que recibir opiniones de la gente y recomendaciones. Después se hará una segunda vuelta en la que se darán las respuestas adecuadas”