Registros parciales de votación ponen en serias dudas los datos del gobierno venezolano sobre la elección del domingo
Share this on

Registros parciales de votación ponen en serias dudas los datos del gobierno venezolano sobre la elección del domingo

De acuerdo con datos del Consejo Nacional Electoral revisados ​​por la agencia Reuters, solo 3,7 millones de personas habían votado hacia las 5:30 de la tarde del domingo pasado, en la elección de los miembros de la Asamblea Constituyente de Nicolás Maduro. Estos datos ponen en seria duda los supuestos 8,1 millones de votos que las autoridades oficiales aseguraron haber registrado ese día.

La baja participación sería una bofetada para el jefe de Estado, especialmente después de que la oposición celebrara el mes pasado su propio voto no oficial, en el que dijo que más de 7,5 millones votaron rechazando la polémica asamblea.

Los documentos, que recogen los datos de los 14.515 centros de votación de Venezuela, muestran que 3’720.465 personas votaron hasta las 5:30 p.m.

“Aunque es posible tener un último empujón al final del día, y el Partido Socialista ha tratado de hacerlo en el pasado, duplicar el voto en la última hora y media sería algo sin precedentes”, dijo Jennifer McCoy, analista política que dirigió varias misiones de observación electoral en Venezuela para el Centro Carter, con sede en Atlanta, Estados Unidos.

El Consejo Electoral extendió la votación a las 7 p.m. Pero se cree que algunos centros permanecieron abiertos por más tiempo.

Las autoridades venezolanas no respondieron a una solicitud de comentarios sobre los datos electorales.

Irregularidades y fraude

Venezuela atraviesa una gran crisis, con millones de personas sufriendo escasez de alimentos, elevada inflación y varios meses de disturbios anti-gubernamentales, lo que hace más improbable una participación tan positiva para el gobierno.

Las autoridades habían presionado fuertemente a los trabajadores estatales para que votaran, incluso amenazándolos con el despido si no lo hacían. Varios trabajadores recibieron llamadas telefónicas de jefes o colegas para obligarlos a votar.

Expertos electorales cuestionaron el proceso de votación, que según ellos está plagado de irregularidades. Muchos, incluyendo un miembro del consejo electoral, cuestionaron la cuenta. “Por primera vez desde que asumí este compromiso con el país, no puedo garantizar la consistencia o veracidad de los resultados ofrecidos”, dijo Luis Rondon, uno de los cinco directores del consejo electoral en un comunicado.

La fiscal general del país, Luisa Ortega, otrora aliada del gobierno, también puso en duda las cifras. “Estoy absolutamente segura de que esos números no son correctos”, dijo el lunes.

“Lo que anunciaron fue una burla al pueblo”

La elección ya ha sido criticada por los opositores del gobierno venezolano como ilegítima y diseñada para dar poderes excepcionales al gobierno para reescribir la Constitución y disolver al Congreso actual, donde la oposición es mayoría.

Otras estimaciones indican que sólo unos 2,5 millones de personas votaron, mientras que la empresa de inversión Torino Capital arrojó una cifra de 3,6 millones, con base en encuestas a boca de urna.

La oposición se ha quejado desde hace tiempo de que el consejo electoral permite el uso injusto de recursos estatales a favor del partido socialista, cuestionando constantemente los resultados electorales los últimos años.

Con información de REUTERS