Republicanos instan a Trump a no meterse con el petróleo de Venezuela
Share this on

Republicanos instan a Trump a no meterse con el petróleo de Venezuela

Cuatro republicanos del Senado estadounidense, representantes de los estados más activos en la refinación de petróleo, instaron a la administración de Donald Trump el jueves a no contemplar el bloqueo de los envíos de petróleo de Venezuela entre las sanciones estadounidenses contra ese país. Según ellos, esto podría aumentar los costos del combustible en los Estados Unidos.

Los senadores John Cornyn, de Texas; Bill Cassidy, de Louisiana; y Thad Cochran y Roger Wicker, de Mississippi, dijeron en la carta, conocida por la agencia Reuters, que el bloqueo unilateral de las exportaciones de petróleo podría perjudicar a la economía estadounidense y al pueblo venezolano.

Los Estados Unidos importan cerca de 740.000 barriles diarios de petróleo de Venezuela

La Casa Blanca no respondió a una solicitud de comentarios sobre la carta, dirigida al presidente Donald Trump.

“Creemos que es fundamental considerar el papel que desempeñan la industria de la energía de Estados Unidos y el sector del refinado en nuestro interés económico y de seguridad nacional”, escribieron los senadores. “Bloquear las importaciones podría causar un gran daño a esta industria y cargar a los contribuyentes estadounidenses con el costo”, añadieron.

Los parlamentarios dijeron que las sanciones a los envíos de petróleo venezolano hacia los Estados Unidos también podrían aumentar la probabilidad de un default en Venezuela, dado que el negocio petrolero es su principal fuente de ingresos. Los acreedores podrían entonces tomar los activos petroleros venezolanos y cortar las fuentes restantes de financiamiento del gobierno.

Asimismo, señalaron que tales sanciones podrían favorecer los intereses de China y Rusia en el negocio petrolero de Venezuela. Ambos países han aumentado sus inverciones en Venezuela desde hace años.

Fuentes del gobierno han dicho que Estados Unidos podría usar crudo pesado de su Reserva Estratégica de Petróleo que mantiene en el subsuelo a lo largo de la costa del Golfo. Esto para aliviar cualquier presión de suministro a corto plazo si los envíos de Venezuela fueran bloqueados. La reserva cuenta con unos 680 millones de barriles de petróleo.

El auge de la perforación en los Estados Unidos ha permitido al gobierno almacenar más petróleo de lo necesario para cumplir con los acuerdos internacionales de suministro de reserva.

El Departamento del Tesoro de ese país sancionó al presidente Nicolás Maduro y a varios otros funcionarios venezolanos después de que Maduro estableciera su Asamblea Constituyente y reprimiera a la oposición. Aunque se ha contemplado la posibilidad, hasta ahora no se han impuesto sanciones a la industria petrolera del país miembro de la OPEP.

Con información de REUTERS