Investigan presunto vínculo de Keiko Fujimori con Odebrecht
Share this on

Investigan presunto vínculo de Keiko Fujimori con Odebrecht

La fiscalía peruana abrió una investigación penal contra la líder política Keiko Fujimori por supuesto blanqueo de dinero de la constructora Odebrecht.

La excandidata presidencial e hija mayor del expresidente del Perú, Alberto Fujimori, negó que ella o su partido político hubieran recibido dinero de la compañía brasileña:

El abogado de Fujimori, Edward García, dijo a Reuters que la investigación preliminar se abrió a raíz de algunas notas que fueron tomadas por el expresidente ejecutivo de la compañía, Marcelo Odebrecht, en las que se menciona el nombre de Fujimori .

La fiscalía, que se negó a comentar, dijo el lunes que había recibido el contenido de las notas encontradas en el celular de Odebrecht, pero no detalló su contenido.

Fujimori ya es objeto de una investigación sobre presunto blanqueo de dinero relacionado con donaciones de la campaña 2016, pero una investigación en relación con Odebrecht podría hacer mucho más daño a su partido, Fuerza Popular, que controla la mayoría de los escaños en el Congreso.

La constructora está en el centro del mayor escándalo de corrupción de América Latina, criticada por muchos en el Perú desde que admitió a fines del año pasado el haber sobornado a funcionarios locales durante un período de una década.

El sitio web de noticias IDL Reporteros publicó el posible contenido de una de las notas tomadas por Odebrecht confiscadas por autoridades brasileñas. Allí aparecería la frase: “Levante a Keiko a 500 y haga una visita”.

El fiscal Germán Juárez dirigirá la investigación sobre Fujimori, detalló García. Se trata del mismo fiscal que recientemente persuadió a los tribunales locales de cobijar con prisión preventiva al expresidente Ollanta Humala por hasta 18 meses antes de su juicio, en el que se le acusa de recibir donaciones de campaña no declaradas de parte de Odebrecht.

Humala derrotó a Fujimori durante su primera candidatura presidencial en 2011, y ahora comparte una prisión con él, que está cumpliendo una sentencia de 25 años por violaciones de derechos humanos y corrupción.

Con información de REUTERS