Dos naufragios dejaron al menos 40 muertos en Brasil
Share this on

Dos naufragios dejaron al menos 40 muertos en Brasil

En menos de 48 horas un doble naufragio sacudió a los habitantes de Brasil y dejó como resultado al menos 40 víctimas fatales. El primer episodio ocurrió en el estado de Pará y el segundo en Bahía de Todos los Santos. Ambas embarcaciones sufrieron inconvenientes como consecuencia de las malas condiciones climáticas registradas.

Tal y como publicó el diario La Nación, a bordo de la primera embarcación se encontraban 160 pasajeros, de los cuales fallecieron al menos 18 y los demás lograron ser rescatados a tiempo. El accidente ocurrió a pocos kilómetros de la ciudad de Salvador de Bahía conocida también como Bahia de los Santos. En este caso la causa del siniestro está relacionada con la brusca agitación del mar como producto de una fuerte lluvia. Una ola de gran magnitud habría dado vuelta al barco Cavalo Marinho 1.

Según indicó ese medio, el gobernador de Bahía, Rui Acosta, aseguró que se activó un operativo para cumplir con todas las medidas correspondientes en situaciones de esta índole. Por el trágico accidente, el funcionario decidió decretar tres días de duelo.

“Todas las fuerzas del gobierno del estado fueron movilizadas para dar asistencia y prestar socorro a las víctimas”

Sin embargo, en información de El Periódico, algunas fuentes señalan que las precipitaciones no provocaron el volcamiento de la embarcación sino que se hundió por un exceso de pasajeros. Además, de acuerdo a la información que maneja este diario, las personas fallecidas ascienden a 19, y algunos de los sobrevivientes sostienen que en el barco iban unos 70 ocupantes.

Una de las personas que logró salir con vida, identificado como Bruno Costa, aseguró a El Periódico que la lona utilizada para resguardar a los tripulantes de la lluvia resultó ser uno de los principales obstáculos que le impidieron a muchas personas salir a flote.

23 víctimas más en la Amazonia

El otro naufragio ocurrió en el río Xingú, perteneciente a la región del Amazonas. Este fue el primero de los dos accidentes en suceder, y dejó como saldo 23 muertos. Por su parte, 27 personas fueron rescatadas y dos pasajeros aún se encuentran desaparecidos.

Según el diario El Mundo la principal versión que circula al respecto sostiene que la embarcación no contaba con el permiso debido para transportar público. Además, el dueño del barco afirmó en su primera declaración que al momento de los hechos se encontraba dentro de la nave con dos personas, cuando en realidad se presume que iban más de 50 viajeros.

Ese medio consignó que luego del doble naufragio la seguridad marítima de Brasil está siendo fuertemente cuestionada, teniendo en cuenta que en Brasil la ausencia de vías terrestres obliga a que la población se traslade a través de medios fluviales.

La situación es tan preocupante que, siguiendo datos divulgados por El Mundo, “en la última década 2.300 personas en todo Brasil murieron en este tipo de accidentes, el 63 por ciento en ríos y el 37 por ciento en mar abierto”. Sumado a lo anterior, la escasez de personal para controlar las más de 53 mil embarcaciones que están habilitadas para transportar público.