ONU condena la fuerza excesiva con que se reprimen las protestas en Venezuela
Share this on

ONU condena la fuerza excesiva con que se reprimen las protestas en Venezuela

Las Naciones Unidas criticaron a Venezuela este martes por el uso de fuerza excesiva contra manifestantes antigubernamentales, atribuyendo a las fuerzas de seguridad y grupos progubernamentales al menos 73 del ya más de un centenar de manifestantes muertos desde abril.

Los abusos de los manifestantes, incluida la tortura, formaban parte del “fracaso del estado de derecho” en el país sudamericano”, dijo en un comunicado el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al-Hussein. Según él, las violaciones están “en los niveles más altos” registrados durante el actual Gobierno.

No hubo reacción inmediata del Gobierno venezolano a las críticas mordaces de la ONU, que dijo que las conclusiones preliminares de una investigación realizada en junio y julio “pintan un cuadro del uso generalizado y sistemático de la fuerza excesiva y detenciones arbitrarias contra manifestantes”.

El gobierno ha hecho la vista gorda a los críticos en el extranjero, intensificando la represión contra las protestas callejeras contra el presidente Nicolas Maduro, buscando consolidar su gobierno que el mismo día fue declarado dictadura por una serie de cancilleres de la región.

Como parte de ese esfuerzo, el Tribunal Supremo destituyó y condenó a 15 meses de cárcel el martes a Ramón Muchacho, un alcalde de la oposición, diciendo que había desafiado una orden para evitar que las protestas transitaran por su distrito de Caracas.

“Estamos siendo condenados por hacer nuestro trabajo, por garantizar el legítimo derecho a la protesta pacífica y el derecho de todos los venezolanos a ejercer sus derechos civiles y políticos”, dijo Muchacho en un mensaje de correo electrónico enviado el martes a sus partidarios.

Muchacho no había asistido a las audiencias judiciales relacionadas con su caso y su ubicación era desconocida el martes.

El sábado, la recién instalada Asamblea Constituyente retiró de su cargo a la fiscal disidente, Luisa Ortega, y ordenó que fuera juzgada. El Supremo ha dictado medidas cautelares contra casi una docena de alcaldes de la oposición.

Los críticos dicen que estos casos son una violación al derecho al debido proceso. La Corte lleva un caso similar contra el alcalde de otro distrito de Caracas, David Smolansky. Agentes de inteligencia arrestaron el mes pasado Alfredo Ramos, alcalde de la ciudad de Barquisimeto, acusado de haber violado la misma orden.

Naciones Unidas dijo que un informe completo sobre Venezuela se publicará a finales de este mes. Sin embargo, según las conclusiones preliminares, las fuerzas de seguridad de Venezuela fueron presuntamente responsables de la muerte de al menos 46 manifestantes entre abril y el 31 de julio, mientras que los grupos armados progubernamentales conocidos como “colectivos” estaban vinculados con 27 casos.

“No está claro quiénes fueron los perpetradores de las muertes restantes”

“Aunque no hay datos oficiales sobre el número de detenciones, estimaciones confiables de la ONU sugieren que entre el 1 de abril, cuando comenzaron las manifestaciones, y el 31 de julio, más de 5.051 personas fueron detenidas arbitrariamente.

Con información de REUTERS