El gobierno venezolano busca en los medios colombianos un responsable a la violencia que los aqueja
Share this on

El gobierno venezolano busca en los medios colombianos un responsable a la violencia que los aqueja

Desde que Nicolás Maduro asumió en propiedad como el presidente de Venezuela, las relaciones con Colombia han pasado por diferentes etapas. En diferentes ocasiones, el mandatario venezolano ha hecho declaraciones en contra del accionar del gobierno de Colombia.

A raíz de la grave crisis que vive actualmente el país bolivariano, la violencia ha ido tomando bastante fuerza, como por ejemplo en las protestas de la oposición y en la represión por parte del gobierno y los altos mandos.

Según el gobierno venezolano, un factor que ha incidido notablemente en el accionar violento por parte de la oposición son los noticieros colombianos. Más exactamente los de los principales canales del país, RCN y Caracol.

Por esto, en un actuar arbitrario y en contra de la libertad de prensa, el gobierno de Venezuela, encabezado por el presidente Nicolás Maduro, les exigió a todos los operadores de televisión por cable retirar de sus parrillas de contenido a las dos cadenas de televisión.

La decisión fue de total sorpresa para un gran sector de los televidentes que expresaron su inconformidad públicamente mediante las redes sociales. Muchos coincidieron en que estos medios internacionales eran una herramienta para lograr que en el mundo conocieran y escucharan a un pueblo venezolano que pide ayuda ante una situación tan preocupante como la que vive.

Por su parte,  el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (Minci) justifica la decisión en su página web asegurando que los dos medios colombianos “atentan contra institucionalidad de Venezuela e incitan a la violencia”,

La orden emitida desde la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (Conatel), se hizo efectiva desde el pasado jueves 24 de agosto, cuando las dos cadenas de televisión privada salieron del aire en ese país.

El Minci, argumenta que “buena parte de los contenidos difundidos a través de estos medios televisivos, se inscribían en la agenda violenta y golpista de la derecha nacional e internacional”. Sin embargo en el texto no se referencia alguna situación en concreto que haya sido influenciada por la información divulgada por RCN  y Caracol, y por el contrario la da la razón a las declaraciones de los diferentes protestantes que aseguran que los medios internacionales sirven como vehículo para llegar al plano internacional para recibir el apoyo que tanto necesitan.

Earle Herrera, comunicador social y representante a la Asamblea Nacional Constituyente, manifestó, en declaraciones reproducidas por la Televisora Venezolana Social, que “en ningún país del mundo se puede promover la violencia sin que tenga una repercusión legal”. Según el periodista, a través de un canal de televisión, “llaman al magnicidio” y “cuando el Gobierno venezolano aplica las medidas correctivas correspondientes, es el Estado quien ‘violenta la libertad de expresión”’.

La reacción por parte de los medios colombianos no se hizo esperar. Ambos coincidieron en que la decisión fue totalmente arbitraria y sin argumentos. RCN Noticias expresó en su página web que el “régimen de Nicolás Maduro mantiene su cruzada de censura a medios de comunicación colombianos”.

Mientras que Caracol emitió un comunicado oficial en el que asegura que su labor periodística siempre ha estado ligada a la ética, valores y respeto. “Caracol siempre ha desempeñado su labor periodística de manera objetiva y veraz, y siguiendo principios considerados fundamentales: ofrecer periodismo con contexto y escuchar todos los puntos de vista”, respondió el canal, tal y como destaca El Colombiano.

Entre tanto, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, también lamentó y reprochó la decisión de excluir a los canales colombianos de la televisión venezolana. “Tengo que lamentar lo que sucedió, es una demostración más de un régimen que no le gusta las libertades, un régimen que está restringiendo las libertades de sus ciudadanos”, dijo Santos en declaraciones citadas por El Nacional.