Pese a la resistencia, Bolivia procederá con la construcción de una carretera a través de la reserva TIPNIS
Share this on

Pese a la resistencia, Bolivia procederá con la construcción de una carretera a través de la reserva TIPNIS

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aprobó la construcción de una carretera que atravesará una reserva natural de la Amazonía. La decisión del Gobierno generó el repudio de las comunidades indígenas que habitan en el lugar por considerar que el Gobierno maneja un doble discurso. Para cumplir con su cometido, el mandatario promulgó la ley de Protección, Desarrollo Integral y Sostenibilidad.

La reserva natural se encuentra en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), ubicada entre los departamentos de Beni y Cochabamba. Seis años atrás, Morales se había enfrentado a los mismos pueblos aborígenes por la construcción de dicha carretera; en esa oportunidad el conflicto que se generó entre ambos sectores resultó dándole la razón a las comunidades aledañas y por ende el proyecto no avanzó.

El diario Jornada publicó que durante la firma de la reciente ley  Morales defendió su postura y aseguró que en el 2011, cuando se trató por primera vez el asunto, 57 de las 69 comunidades que habitan en la zona manifestaron estar de acuerdo con la construcción. No obstante para ese medio la votación que en su momento habría realizado el presidente, aún en la actualidad sigue siendo “objeto de cuestionamientos por la forma en que se hizo”.

Para el mandatario, con la nueva medida las aldeas aborígenes se verán beneficiadas ya que viven en extremas condiciones de pobreza. Algunas organizaciones ecologistas salieron a criticar la postura del Gobierno por considerar que su ejecución pondrá en peligro la fauna y los abundantes yacimientos de agua que hay en la zona.

En diálogo con el diario Opinión, el presidente de la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEMB), Ademar Mole, aseguró que, de ser necesario, la comunidad aborigen no solamente realizará marchas sino que también defenderá su territorio con arco y flecha.

Además, algunos sectores aseguran que con la construcción de la carretera Morales se convertirá en un “traidor de los indígenas”.

Con ocasión de la conmemoración de la independencia de Bolivia el vicepresidente, Álvaro García Linera, manifestó que los agentes de la contaminación ambiental no experimentaban sus consecuencias sino que eran las comunidades más pobres las que se veían realmente perjudicadas. De esa manera defendió la postura del Ejecutivo al asegurar que si bien el debate ecológico es importante, también lo es el hecho de abogar por las necesidades de la población.

Por su parte,  la viceministra de Medio Ambiente, Cinthia Silva, manifestó en diálogo con la emisora estatal Patria Nueva que “varias comunidades no quieren que la carretera pase por esos lugares, porque saben que implica un flujo de transporte pesado y les destruirá la vida comunal”. Por tanto, los pueblos originarios que viven en TIPNIS están interesados en realizar una consulta con el propósito de establecer un lineamiento que les permita mejorar su calidad de vida.

Tras darse a conocer la sanción de la ley de Protección, Desarrollo Integral y Sostenibilidad, la ONU se manifestó al respecto y pidió que sean respetados los derechos de los habitantes nativos. Esto además de solicitar políticas que promuevan la conservación del parque ecológico TIPNIS.

La reserva tiene una extensión de más de un millón de hectáreas y allí conviven 69 grupos indígenas.