Pese a ser golpeada por el huracán Irma, Cuba tuvo que pedir ayuda para enfrentar la sequía
Share this on

Pese a ser golpeada por el huracán Irma, Cuba tuvo que pedir ayuda para enfrentar la sequía

Pese a que fue fuertemente impactada por el huracán Irma, en los últimos 7 meses Cuba ha padecido terribles consecuencias a causa de la sequía. En el transcurso de los primeros 6 meses del año, casi la mitad del territorio cubano, aproximadamente el 43 por ciento, sufrió de escasez de lluvias, de acuerdo con un informe de vigilancia del clima que emitió el Instituto de Meteorología.

El boletín, divulgado por la Agencia Cubana de Noticias (ACN), establece que el 7 por ciento de la población se encuentra afectada por una sequía severa, mientras que el 15 y el 21 por ciento la sufren de manera moderada y débil, respectivamente.

“La región central de la Isla es la más impactada, sobre todo las provincias de Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, mientras que en menor cuantía le siguen Artemisa, Camagüey, Las Tunas, Santiago de Cuba y Guantánamo”, tal como reseña el Diario de Cuba acerca de la actual problemática que agobia a gran parte de los cubanos.

A finales de junio, el gobierno cubano expresó públicamente su preocupación debido a que, a pesar de las precipitaciones que se presentaron durante el mes, las reservas hídricas subterráneas y superficiales estaban prácticamente secas.

A raíz de esto, el gobierno de Rusia decidió enviar ayuda tecnológica a la isla para resolver, por lo menos en alguna proporción, el problema de la escasez de lluvias. De acuerdo con información divulgada por el portal Sputnik, “Moscú aceptó proporcionar a La Habana un avión especial usado por la entidad rusa para monitorear la situación hidrometeorológica y regular las precipitaciones”.

El mismo medio explicó que “el Servicio Federal Hidrometeorológico y de Monitoreo Ambiental de Rusia, Roshydromet, pondrá a disposición de la isla el Yak-42D número 42440 durante dos meses (octubre y noviembre), en los que llevará a cabo labores de siembra de nubes”.

Esta labor, que económicamente ronda los 2 millones de dólares, “será financiada con recursos del presupuesto para 2017 del Observatorio Central Aerológico (entidad perteneciente a Roshydromet)”, destaca Cibercuba.

Básicamente, el procedimiento intentará provocar precipitaciones por medio de la generación de nubes creadas por medios reactivos químicos que a su vez aumentará de manera artificial las lluvias en 80 litros por hora.

Entre los principales protagonistas de esta novedosa operación se destacan especialistas técnicos del Observatorio Central Aerológico, además de cinco cubanos considerados expertos en temas climáticos.

Pese a que la ola de calor que está azotando la isla en este 2017 es bastante fuerte y ha provocado el problema de la sequía, la peor época que ha padecido Cuba en los últimos 115 años sigue siendo la del 2015.

En ese entonces el calor afectó más del 70 por ciento de la población y provocó una sequía que le generó numerosos y cuantiosos problemas al pueblo cubano.