Como parte de su plan de austeridad, Ecuador venderá un avión presidencial
Share this on

Como parte de su plan de austeridad, Ecuador venderá un avión presidencial

Por falta de presupuesto las máximas autoridades de algunos países han tomado decisiones que han dado de qué hablar. El pasado 4 de julio el gobernador de Puerto Rico decidió no celebrar el día de la Independencia de Estados Unidos para no entrar en gastos públicos. Ahora el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, motivado por el déficit fiscal de esa nación, optó por poner a la venta uno de los dos aviones presidenciales.

En versión del diario El Comercio, el mandatario también anunció la reducción del 10 por ciento del salario de altos funcionarios, la venta de los automóviles de lujo y todos los inmuebles que se encuentran a cargo de la empresa estatal Inmobiliar. Las medidas políticas adoptadas por el Gobierno de Ecuador buscan reunir fondos económicos que serán destinados a la generación de empleo.

Según ese medio, Moreno agradeció en su discurso la comprensión de los empleados del sector público e invitó a la sociedad a realizar un esfuerzo mancomunado para recuperar notoriamente la economía del país. Los fondos recolectados serán depositados en el programa ‘Casa Para Todos’, con el fin no solamente de incentivar el empleo sino también de otorgar viviendas a los más necesitados.

“Con acciones económicas creativas y siempre pensando en los más pobres, saldremos adelante”

El mandatario ya había anunciado que tomaría decisiones drásticas para hacer frente a las deudas que posee Ecuador a nivel nacional e internacional. En diálogo con El Universal, el especialista en aviación, Nicolás Larenas aseguró que el Ejecutivo podría llegar a obtener de 15 millones de dólares por la venta de la aeronave Legacy 600, mientras que de decidirse por el Falcon 7x, la cantidad de dinero obtenida sería de aproximadamente del doble. El Universal añade que la compra de los aviones presidenciales demandó 28 millones de dólares y 50 millones respectivamente.

Para Larenas, lo más probable es que el Gobierno opte por vender el primero, debido a que tiene menor autonomía y es utilizado con frecuencia para trayectos cortos.

En lo que respecta a la venta de inmuebles pertenecientes al sector público, inicialmente serían puestos a la venta unos 333 de estos. Para El Telégrafo, en esa primera fase Ecuador podría llegar a recibir cerca de 107 millones de dólares, y luego con las otras 300 propiedades se recaudarían otros 200 millones.  

El director nacional de Inmobiliar, Nicolás Issa, expresó al Telégrafo su beneplácito con la iniciativa que tomó la presidencia por considerar que es una de sus funciones disponer de los inmuebles que no están siendo aprovechados o que fueron secuestrados a grupos criminales.

“La idea es empezar con los inmuebles priorizados, dentro de ellos destacan terrenos, oficinas y parqueaderos”

Con el propósito de evitar especulaciones detrás de los posibles compradores se encontrará la Unidad de Análisis Financiero. Además, algunas de las propiedades serán vendidas a través de subastas para que la transacción sea de público conocimiento.

La firma Inmobiliar tiene en su poder unos 120 vehículos que fueron secuestrados a grupos delincuenciales. 48 de estos ya fueron puestos en venta a través del ministerio de Agricultura.