María tocará Puerto Rico como huracán de máxima categoría
Share this on

María tocará Puerto Rico como huracán de máxima categoría

Se espera que el ojo del huracán María llegue a la costa sureste de Puerto Rico este miércoles por la mañana, todavía como categoría 5 hasta que toque a tierra, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés).

“Se espera un debilitamiento lento después de que el huracán toque el norte de Puerto Rico y la República Dominicana”, añadieron desde Miami.

Las calles, los compradores, y el tráfico, por lo general animados, permanecían callados, cerrados y vacíos en el centro de San Juan el martes, mientras la capital puertorriqueña se preparaba para el embate del huracán.

“Parece un pueblo fantasma”, dijo el psiquiatra de 53 años, José Torres, mientras caminaba por el cercano centro histórico del Viejo San Juan con un amigo. “Estamos tomando más precauciones esta vez después de Irma”, añadió.

Las islas del Caribe siguen aturdidas por el impacto del huracán Irma, que mató a más de 80 personas mientras arrasaba las Islas Leeward, Cuba y Florida este mismo mes. María ha matado al menos a una persona hasta ahora.

Puerto Rico evitó un golpe directo de Irma, pero la tormenta dejó sin energía al 70 por ciento de la isla, y mató al menos a tres personas. María, por su parte, promete ser peor. “Sabemos que este golpe va a ser mucho más devastador que el anterior”, dijo el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, a la radio pública nacional.

Funcionarios de Puerto Rico, un territorio de alrededor de 3,4 millones de habitantes, instaron a los residentes a tomar precauciones de emergencia mientras María pasaba. “Nadie debería estar en la calle”, dijo Gabriel Velázquez, un oficial de policía de 49 años que patrullaba el vecindario del Viejo San Juan durante la noche del martes.

Los restaurantes y las tiendas estaban cerrados y sus luces de neón parpadeaban lentamente mientras las cálidas ráfagas de viento empezaban a entretejerse por el laberinto de calles adoquinadas de la vieja ciudad.

Las autoridades ordenaron evacuaciones de las áreas más vulnerables, y advirtieron de los principales riesgos de inundación de María, que se espera lleve hasta 635 milímetros de lluvia en algunas partes de Puerto Rico.

Las autoridades esperan que María haya dejado Puerto Rico a primeras horas del jueves, señalando las previsiones del NHC. Sin embargo, promete ser una dura prueba de temple para la isla.

“Devastación severa”

Rosselló advirtió que María podría también golpear el abastecimiento de la energía de la isla. El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha declarado el estado de emergencia para el territorio.

Puerto Rico también está lidiando con la mayor crisis de deuda municipal en la historia de los Estados Unidos.

Con información de REUTERS