Nueva pericias por el caso Nisman establecieron que el exfiscal argentino fue asesinado
Share this on

Nueva pericias por el caso Nisman establecieron que el exfiscal argentino fue asesinado

Los peritos de la Gendarmería argentina realizaron una nueva pericia para establecer la causa de la muerte del fallecido fiscal Alberto Nisman. De acuerdo con la información recolectada, las recientes pesquisas indicarían que el exfuncionario judicial habría sido asesinado, lo cual implica que la escena habría sido modificada para simular un suicidio.

La información se dio a conocer en el programa Periodismo Para Todos (PPT) del canal Trece, que difundió un vídeo de la querella con la nueva recreación de la muerte de Nisman. Antes de dar inicio al informe, el periodista argentino Jorge Lanata aseveró: “Esta semana se conocieron las primeras versiones del peritaje final de Gendarmería: concluiría que a Nisman lo mataron”.

El programa PPT sostuvo que aunque para los primeros peritos oficiales se trató de un suicidio, hipótesis que apoya la defensa de Diego Lagomarsino, el acusado de prestarle el arma con que se dice que Nisman se habría disparado, los restos de sangre que quedaron en su mano indicarían que lo que ocurrió fue un homicidio. En su momento los investigadores habrían asegurado que dichas manchas se debían a que el fiscal se había disparado de pie frente al espejo.

No obstante, desde la querella encabezada por la ex esposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, no hicieron lugar a esos primeros resultados y afirmaron que de ser un suicidio habría sido inducido. Bajo ese lineamiento, la contraparte sostiene que en la escena participó un tercero, quien habría disparado el arma de fuego tras propinarle varios golpes a Nisman; lesiones que hasta el momento no habían sido consignadas en las primeras investigaciones.

Tal y como publicó el diario La Nación, para llevar a cabo los nuevos peritajes, la Gendarmería trabajó bajo dos posibles hipótesis: suicidio o asesinato. Si bien no se han dado a conocer oficialmente los primeros resultados, en diálogo con este medio fuentes cercanas a la querella aseguraron que los expertos se inclinaron por la segunda opción. Lo cierto es que las conclusiones solamente serán informadas una vez que las dos partes se reúnan con los expertos.

Para fundamentar su postura, la querella realizó un vídeo que simula la muerte de Nisman. Al contrario de lo que arrojó la pericia inicial, junto a Nisman se encuentra otra persona. Además, la versión de la querella muestra al fallecido en una postura diferente: arrodillado frente a la bañera. Otros de los indicios que argumentan la hipótesis del homicidio tienen que ver con el hallazgo de ketamina en el departamento de Nisman, y la ausencia de huellas dactilares de terceros en el lugar. 

Según reseñó el portal de noticias INFOBAE, para desarrollar la investigación los peritos de la Gendarmería realizaron una réplica del baño, en el que fue encontrado el cuerpo de Nisman sin vida. La simulación se instaló en una de las dependencias de esa fuerza de Seguridad de Argentina. En información de este medio, los expertos habrían concluido que Nisman fue drogado, golpeado y posteriormente asesinado “a sangre fría”.

“En la réplica del baño trabajaron una treintena de peritos compuesta por médicos legistas, expertos en criminalística, balística y papiloscopía; entomólogos, técnicos informáticos y acústicos, psicólogos y radiólogos”

Las acusaciones que profirió Nisman, que se sustentarían en cientos y cientos de audios, aseguran que la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner pretendía firmar un acuerdo comercial con Irán para favorecer a los sospechosos del atentado a la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994.

A un día de presentar el expediente ante el Congreso de la Nación, el fiscal Nisman apareció muerto en el baño de su apartamento ubicado en el lujoso barrio de Puerto Madero, en Buenos Aires.