Perú también expulsó al embajador de Corea del Norte
Share this on

Perú también expulsó al embajador de Corea del Norte

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, decretó la expulsión del embajador de Corea del Norte, Kim Hak-chol. La decisión responde a la constante violación de los acuerdos internacionales en la que el país asiático ha incurrido a través de su programa nuclear. El Gobierno de México también declaró como “persona no grata” a la autoridad diplomática asentada en su territorio.

De acuerdo a lo publicado por el diario El Universo, antes de regresar al país asiático, el embajador Kim realizó una rueda de prensa en la ciudad de Lima, en la cual manifestó su disgusto por la decisión. El diplomático criticó la postura adoptada por Kuczynski por considerar que su expulsión no va a impedir que el dictador  Kim Jong-un continúe con sus ensayos nucleares.

“La medida bilateral y diplomática tomada por el Gobierno peruano carece de la razón jurídica y moral, y no ayuda en nada para la paz y seguridad del mundo”

Bajo esa misma línea, el hasta entonces embajador acusó a las autoridades de Estados Unidos de ser los responsables de una difamación contra Corea del Norte. Además, el funcionario aseguró que las pruebas nucleares que adelanta su país están fundamentadas y por lo tanto no cederán ante las presiones que ejercen otras naciones.

Por otro lado, en información de este mismo medio, el ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Ricardo Luna, aseguró que la decisión no afectará los negocios que poseen ambos países, ya que de ahora en más la relación binacional pasará a ser meramente comercial.

“No es conveniente mantener relaciones con ese país, aunque no lo hemos roto, al expulsarlo se baja a nivel de encargado de negocios la relación”

En consecuencia con lo anterior, el mandatario Kuczynski optó por tomar distancia de Corea del Norte pese a ser su principal proveedor de cobre. Según estimó el portal de noticias INFOBAE, Perú “controla el 75 por ciento de ese mercado”, mientras que Filipinas se ocupa del otro 25 restante.

En versión de este medio, la resolución fue apreciada luego de la gira que emprendió el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, el pasado mes de agosto. En su visita por los países de América Latina, Pence le sugirió a los máximos representantes de la región romper por completo su relación con Corea del Norte. Según observó este medio, la idea de la autoridad estadounidense es trabajar en conjunto para hacer frente al régimen de Kim Jong-un.

Luego de conocerse los últimos ensayos nucleares que emprendió Corea del Norte, el primer país en hacer lugar al pedido de Pence fue México. A través de un comunicado oficial el presidente, Enrique Peña Nieto, decretó como “persona no grata” al embajador asiático Kim Hyong Gil. Según reza la misiva, la nación centroamericana se opone firmemente a las actividades nucleares que adelanta Corea del Norte por considerar que no contribuyen a la paz y representan una “grave amenaza para Asia y el mundo”.

El plazo de 72 horas para que el funcionario diplomático abandonara el territorio mexicano debió ser extendido por causa del huracán Irma.