Sismo de magnitud 7,1 sacude México en el aniversario del terremoto de 1985
Share this on

Sismo de magnitud 7,1 sacude México en el aniversario del terremoto de 1985

Un terremoto de magnitud 7,1 golpeó México este martes, sacudiendo fuertemente los edificios de la ciudad de México y sacando a la gente atemorizada a la calle.

El terremoto ocurrió solo unas horas después de que muchas personas participaran en simulacros de terremotos en todo el país en el marco del aniversario del devastador terremoto que mató a miles de personas en la Ciudad de México en 1985.

Calculado en 7,1 grados en la escala de Richter, tuvo su epicentro 8 kilómetros al sureste de Atencingo, en el estado central de Puebla, a una profundidad de 51 kilómetros, de acuerdo con el Servicio Geológico de los Estados Unidos.

Las imágenes de televisión mostraron un edificio de varios pisos en la capital mexicana con un piso intermedio colapsado, mientras las sirenas de los organismos de socorro sonaban corriendo hacia la escena. Otro video mostró que el costado de un edificio del gobierno cayó a la calle mientras los transeúntes gritaban.

En Cuernavaca, una ciudad al sur de la ciudad de México, hubo informes no confirmados en la radio local de personas atrapadas bajo edificios derrumbados e incendios, mientras algunos medios hablaban de un primer saldo de cinco muertos.

La televisión mexicana y las redes sociales mostraron coches aplastados por escombros. Muchas personas huyeron a las calles mientras la electricidad y las líneas telefónicas estaban caídas en partes de la capital.

El sismólogo Víctor Cruz dijo en la cadena CNN que se trataba del “mayor sismo de profundidad media que haya afectado a la Ciudad de México”.

Se informó también que el aeropuerto capitalino y había suspendido provisionalmente sus operaciones y la petrolera Pemex había activado protocolos de seguridad.

“Salimos muy rápido, dejando todo como estaba y solo nos fuimos”, dijo Rosaura Suárez, mientras se paraba con una multitud en la calle.

Otro poderoso terremoto de 8,1 había golpeado el sur de México a principios de este mes, matando al menos a 98 personas.

El presidente Enrique Pena se encontraba en Oaxaca, una de las zonas más afectadas por el primer terremoto, y dijo a través de su cuenta en Twitter que regresaba inmediatamente para atender el terremoto en la ciudad de México.

Noticia en desarrollo con información de REUTERS