Detenido en Uruguay Rocco Morabito; presunto líder de la mafia calabresa
Share this on

Detenido en Uruguay Rocco Morabito; presunto líder de la mafia calabresa

Desde 1995, el presunto jefe de la mafia calabresa Rocco Morabito se encontraba prófugo de la justicia italiana. La Policía de Uruguay dio con su paradero luego de realizar un exhaustivo seguimiento durante seis meses. El hombre, sindicado de ser líder del cartel Ndrangheta, fue capturado en la ciudad de Montevideo.

En un comunicado difundido por el ministerio del Interior de Uruguay las autoridades aseguraron que Morabito es acusado por la justicia de su país de haber participado en la organización logística y el transporte de droga hacia Milán entre 1988 y 1994. Según informó el ministerio, al momento de tramitar la identificación de Uruguay el detenido presentó documentación de Brasil, bajo la identidad de Francisco Capeletto.  

Hace 22 años que Morabito se encontraba dentro de la lista roja de la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL). Luego de allanar la mansión en la que vivía, en la ciudad de Maldonado, fue capturado junto con su esposa, nacida en Angola, que portaba un pasaporte de Portugal.

Tal y como difundió el diario Clarín,  el ciudadano de Italia era uno de los prófugos más buscados en su país ya que en su contra pesan los delitos de asociación ilícita de tipo mafioso y tráfico de drogas. Según este medio, en los diferentes allanamientos realizados los efectivos de la Policía de Uruguay secuestraron un arma calibre 9 milimetros, gran cantidad de celulares, chips, tarjetas bancarias y 54.350 dólares en efectivo, entre otras cosas.

El pasado mes de marzo la Policía de Uruguay activó el llamado “Operativo Calabria”, que concluyó con la detención de Morabito. Al parecer el hombre se encontraba radicado en dicho país con su familia desde hace aproximadamente 15 años, tiempo durante el cual se movilizó  en diferentes oportunidades hacia las vecinas naciones de Argentina y Brasil.

Algunos de los antecedentes judiciales del presunto líder del cartel de Ndrangheta dan cuenta de que participó en el transporte de 592 kilos de cocaína de Brasil a Italia que finalmente fueron decomisados antes de su despacho, en 1992. Asimismo, Morabito habría participado en el envío de 630 kilos de la misma droga al año siguiente.

De acuerdo al diario El Observador, el disparador que permitió la captura del sospechoso de ser capo de la mafia italiana tendría que ver con una discusión que sostuvo con su esposa. A raíz del episodio, Morabito habría decidido alojarse en un hotel, cuyo registro de huéspedes puso en alerta a las autoridades policiales de Uruguay. Esto fue posible gracias a que el sector hotelero se encuentra conectado directamente con el ministerio del Interior.

Luego de verificar que la documentación de identidad que portaba Morabito no era legítima, la fiscal Luis Pacheco solicitó que se lo imputara por incurrir en los delitos de “falsificación de cédula de identidad y de pasaportes en reiteración real, en calidad de coautor, y un delito falsificación ideológica por un particular, en calidad de autor”.

Entre tanto, su mujer confesó que sabía de los problemas judiciales de su esposo, pero sostuvo que no conocía la historia completa porque él nunca se la había revelado.