Pagar por conservar la Amazonia: la estrategia de Brasil para para la deforestación
Share this on

Pagar por conservar la Amazonia: la estrategia de Brasil para para la deforestación

Brasil considera que la mejor forma de reducir la deforestación de la selva amazónica es pagando a los propietarios de la tierra para preservar sus tierras.

En una cumbre climática a desarrollarse el próximo mes de noviembre, las autoridades de ese país planean discutir cómo financiar un programa que lo sustente, según informó este lunes el ministro de Medio Ambiente, José Sarney Filho.

Brasil quiere cambiar su estrategia “de palo a zanahoria” en su lucha contra la deforestación, según el jefe de Cartera, quien aseguró que las sanciones utilizadas para disminuir la tala de bosques no serán suficientes.

La selva amazónica, la más grande del mundo tropical, absorbe grandes cantidades de carbono, y su preservación se considera vital en la lucha contra el cambio climático.

Sarney Filho dijo que los pagos por los llamados “servicios ambientales” a los propietarios de tierras que mantienen un porcentaje mínimo de su tierra en su estado natural son el futuro de la conservación: “El comando y el control ya han llegado a su límite. Si no comenzamos inmediatamente a demostrar que los servicios forestales serán pagados en forma justa, tendremos serios problemas”, señaló.

En la Amazonía, los terratenientes generalmente deben mantener el 80 por ciento de su tierra en su estado natural, mientras que se les permite desarrollar el otro 20 por ciento con una tasa variable según diferentes biomas.

“Tenemos que comenzar a discutir el recompensar a aquellos que conservan sus tierras”

El cómo valorar y financiar esta preservación se planteará en la conferencia de cambio climático de la ONU el próximo mes en Bonn, Alemania, donde también se hablará de las directrices relacionadas con el acuerdo climático de París.

Será la primera reunión del grupo desde que el presidente estadounidense Donald Trump anunciara su intención de sacar a Estados Unidos del Acuerdo de París.

Programas como el ‘Amazon Fund’, patrocinado por Noruega y Alemania, pagan por los esfuerzos para detener la deforestación, pero no pagan este tipo de recompensas a los propietarios, detalló Sarney Filho, que no ofreció detalles sobre cómo podrían pagarlos.

Brasil está elaborando un plan nacional para implementar el Acuerdo de París después de buscar opiniones de compañías, ambientalistas, grupos indígenas y otros.

El ministro brasileño dijo que espera que las emisiones de carbono disminuyan este año en el país más grande de Sudamérica. Esto como resultado de la caída del 16 por ciento en la deforestación entre agosto de 2016 y julio de 2017 respecto al mismo periodo del año anterior.

Con información de REUTERS