Vicepresidente de Ecuador finalmente fue detenido por presunta recepción de sobornos de Odebrecht
Share this on

Vicepresidente de Ecuador finalmente fue detenido por presunta recepción de sobornos de Odebrecht

El vicepresidente de Ecuador, Jorge David Glas Espinel, se negó a dimitir su cargo pese al nuevo pedido que había realizado la Fiscalía de la nación. Señalado de ser uno de los involucrados en el mega escándalo de corrupción Odebrecht, el político fue finalmente capturado y trasladado a un centro penitenciario de Quito.

El funcionario fue acusado por dicha entidad judicial de ser uno de los beneficiarios de los 33 millones de dólares que la firma de Brasil Odebrecht repartió en Ecuador en calidad de sobornos. Días antes, Glas había decidido apartarse del partido político Movimiento País, mientras se aclaraba su situación procesal.

Según informó el diario La República, Glas fue capturado en horas de la noche tras la orden judicial expedida por el juez nacional Miguel Jurado. El vicepresidente se encontraba en su residencia en Guayaquil cuando fue sorprendido por un gran operativo que lo trasladó hasta la base militar Simón Bolívar de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE). Desde allí fue conducido hacia la ciudad de Quito, donde finalmente fue recluido en la Cárcel 4.

En todo momento, Glas aseguró que no tenía relación con los delitos que pesaban en su contra y que estaba siendo víctima de una persecución política, ante la cual dijo que no cedería basándose en el simple hecho de haber sido elegido a través de votación popular.

Desde el mismo instante de su detención, el vicepresidente ecuatoriano aseguró que haría todo lo que estuviera a su alcance para demostrar su inocencia. Antes de ser aprehendido, Glas realizó un vídeo mediante el cual le informó al pueblo ecuatoriano que se entregaría a la justicia porque no tenía nada para ocultar.

Además, admitió que hacía lugar a la medida adoptada por el juez Jurado a modo de protesta por considerarla como un hecho inconstitucional y lleno de irregularidades. Por otro lado, Glas le pidió a sus abogados difundir en las redes sociales las supuestas pruebas de vinculación con Odebrecht de las que echó mano la justicia para “armar una conspiración  en su contra y hacerse de la vicepresidencia”.

“Lucharé desde donde me lleven “por la verdad y por la justicia, que es la verdad y la justicia de todo un pueblo, de todo el pueblo ecuatoriano”

De acuerdo al diario El Telégrafo, María Alejandra Vicuña, quien ejercía hasta entonces en el cargo de ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda, asumió la vicepresidencia de manera provisional tras la detención de Glas. Vicuña, a sus 39 años de edad, se convirtió en la vicepresidenta más joven en la historia de Ecuador. Luego de conocer su designación temporal, la funcionaria le agradeció al Ejecutivo desde sus redes sociales:

Por el momento, la designación de Vicuña ha recibido una gran aceptación en general y según indicaron desde el despacho de la Presidencia de Ecuador la funcionaria estará al frente del cargo mientras el vicepresidente Glas continúe detenido.