Nicaragua adherirá al Acuerdo de París, dejando a EE. UU. y Siria como los únicos no firmantes
Share this on

Nicaragua adherirá al Acuerdo de París, dejando a EE. UU. y Siria como los únicos no firmantes

Nicaragua se unirá al acuerdo climático de París, según se anunció mediante una declaración oficial y comentó la vicepresidenta Rosario Murillo el lunes, en una acción que deja a Estados Unidos y Siria como las únicas naciones fuera del pacto global.

Nicaragua ya presentó los documentos pertinentes en Naciones Unidas, dijo Murillo, quien también es primera dama, a una radio local el lunes. “Es el único instrumento que tenemos en el mundo que permita la unidad de intenciones y esfuerzos para hacer frente al cambio climático y los desastres naturales”, dijo Murillo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo en junio que retiraría a Estados Unidos del acuerdo, y la decisión de Nicaragua de ingresar al pacto significa que ahora solo dos países estarán fuera de él: la economía número uno del mundo y Siria, devastada por la guerra.

Nicaragua, una nación centroamericana pobre que a menudo está amenazada por los huracanes, fue la única nación que rechazó el acuerdo en 2015, y ha abogado por medidas mucho más drásticas para limitar el aumento de la temperatura a nivel global.

El Acuerdo de París, que aglutina a casi 200 países desde hace dos años, busca limitar el calentamiento planetario al reducir las emisiones globales de dióxido de carbono y otros gases que los científicos creen que impulsan el calentamiento global.

La administración del expresidente Barack Obama prometió recortes profundos de emisiones como parte del acuerdo, pero su sucesor, Trump, dijo que el acuerdo costaría a Estados Unidos billones de dólares, mataría empleos y obstaculizaría las industrias petrolera, de gas, de carbón y manufacturas.

La nación isleña de Fiji presidirá la próxima ronda de conversaciones climáticas de la ONU, entre el 6 y el 17 de noviembre, en Bonn, Alemania. Allí, ministros de medio ambiente de todo el mundo trabajarán en un conjunto de directrices internacionales para el acuerdo de París.

La última ronda de negociaciones tiene lugar luego de que una serie de poderosos huracanes devastaron naciones insulares del Caribe y causaron daños por miles de millones de dólares a lo largo de las costas de Texas y Florida, en los Estados Unidos.

Científicos han dicho que aire y agua más cálidos que resultan del cambio climático pueden haber contribuido a la severidad de las tormentas. La Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. ha cuestionado dichas afirmaciones como un intento de “politizar” los desastres naturales.

Con información de REUTERS