Rescatan a ocho venezolanas que eran explotadas sexualmente en República Dominicana
Share this on

Rescatan a ocho venezolanas que eran explotadas sexualmente en República Dominicana

Las mujeres venezolanas eran obligadas a trabajar en dos bares ubicados en la localidad de Nizao, al suroeste de República Dominicana. Como resultado del operativo, la Policía detuvo a tres hombres y dos mujeres señalados de integrar la banda de trata de blancas, mientras que los locales fueron clausurados.

La Procuraduría General de la República (PGR) emitió un comunicado a través del cual sostuvo que las víctimas habrían sido traídas desde Venezuela con fines de explotación sexual. Las mujeres están siendo atendidas por la Unidad de Derechos Humanos del Ministerio Público. En cuanto a los cinco capturados, deberán responder ante el Tribunal de Justicia por los delitos de trata de personas, violencia de género y lavado de activos.

De acuerdo con la PGR en el rescate participaron diferentes organizaciones como la Procuraduría Especializada contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas y la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos y Financiamiento al Terrorismo, además del Departamento contra la Trata y Tráfico de Personas de la Policía Nacional y la Unidad de Investigaciones Criminales del Ministerio Público, entre otras instituciones.

El Diario de Los Andes aseguró que en República Dominicana el ejercicio de la prostitución no es considerado como un delito cuando se trata de una persona mayor de edad. Sin embargo, “sí tipifican como crimen la explotación sexual”.

Este mismo medio reseñó que el año pasado la PGR clausuró un bar en la ciudad de Santiago que se dedicaba a prostituir a unas 40 mujeres provenientes de Venezuela y Colombia.

La situación que vive esa nación bolivariana ha obligado a miles de personas a abandonar el país en busca de un mejor porvenir. Es así que decenas de ciudadanas extranjeras resultan siendo víctimas de bandas de trata de blancas. En este caso, las mujeres son retenidas a través de engaños, amenazas y promesas para luego ser sometidas a todo tipo de vejámenes.

En contraposición hay otras mujeres que, por la necesidad de comprar alimentos y subsistir, deciden libremente trabajar como prostitutas. Muchas de ellas habrían ejercito en Venezuela de manera profesional en sectores como el de salud o la educación.

En medio del delicado panorama se han difundido versiones que sostienen que en la zona limítrofe entre Venezuela y Colombia ha incrementado la cifra de portadores del Virus del Papiloma Humano (VIH).

Asimismo, en países como Panamá, Estados Unidos y España ha aumentado la cantidad de mujeres venezolanas en el mercado sexual. La mayoría no tiene problema en promocionar sus servicios a través de páginas web para adultos.

Se estima que más de 4.500 venezolanas laboran como prostitutas en Colombia. Bajo ese contexto se han presentado diferentes riñas callejeras que tienen como protagonistas a las trabajadoras sexuales extranjeras y locales que se disputan las zonas de trabajo.

Según publicó El Informador, desde el 2016 República Dominicana ha recibido a miles de ciudadanos venezolanos que huyen de la crisis humanitaria que atraviesa esa nación. En versión de este medio, las cifras oficiales sostienen que en el territorio oriental de la isla de La Española hay asentados entre 18 mil y 20 mil venezolanos.