Detienen a prestigioso representante de modelos por ‘prostitución VIP’
Share this on

Detienen a prestigioso representante de modelos por ‘prostitución VIP’

El representante de modelos Leandro Santos fue detenido por efectivos de la División de Investigación Federal de Argentina luego de ser acusado de dirigir una red de prostitución VIP. El argentino de 35 años ya había sido retenido por las autoridades en una anterior oportunidad por el mismo delito: explotación sexual.

Sobre el manager pesaba una orden de captura internacional emitida por las autoridades de Uruguay. Ni bien los efectivos procedieron a su detención, la justicia del país oriental solicitó su extradición inmediata.

Para la Dirección General del Crimen Organizado el empresario actuó como proxeneta y se aprovechó de su condición para seducir a jóvenes uruguayas. Las mujeres luego eran trasladadas hacia Argentina con supuestas promesas de trabajo en el mundo de las pasarelas.

Mientras Santos se encuentra alojado en el Complejo Penitenciario de Marcos Paz, sus hermanos y un socio también son investigados por la misma causa. Se presume que los supuestos integrantes de la red de prostitución VIP obligaban a las jóvenes a realizar shows en fiestas privadas.

El diario Clarín mencionó que las víctimas debían tener sexo “en parejas y grupos”. En cuanto a los clientes, este medio citó que se trataba de “hombres poderosos”, tales como: políticos, funcionarios públicos, empresarios y famosos.

Al momento de su detención Santos se declaró inocente y e ignoró los delitos que se le imputan. Su defensa, a cargo del abogado Fernando Burlando, ya presentó ante la justicia de Argentina una solicitud de excarcelación para evitar que sea extraditado hacia Uruguay. El letrado rechazó su aprehensión por considerar que Santos siempre estuvo a disposición de la justicia. Además, aseguró que su cliente nunca estuvo prófugo ni cambió su domicilio.

En el expediente labrado por la jueza uruguaya Graciela Gatti, y al cual tuvo acceso el diario Perfil, constan los testimomios de tres de las víctimas. Las jóvenes sostuvieron que Santos les ofreció trabajo como modelos pero al llegar a Argentina “las evaluó y les dijo que irían a una fiesta sexual”. Al llegar a lo que sería un garaje lleno de camas un hombre le habría entregado 300 dólares a cada una de las mujeres.

Según el legajo judicial, solamente una de las “modelos” debió mantener relaciones sexuales con quien dijo ser el encargado del lugar. Para la magistrada Gatti no cabe duda de que Santos se manejaba en un alto círculo social en donde diferentes hombres “estaban dispuestos a pagar hasta 3.000 mil dólares” para tener sexo con una modelo.

No es la primera vez que a Santos se le acusa de explotación sexual. Ya en el 2012 había sido retenido durante unas horas y finalmente fue liberado porque presentó un recurso. Sin embargo, tras su nueva captura la situación judicial de Santos es cada vez es más complicada.  Según aludió el portal de noticias Infobae, el representante no solamente es señalado de ser el jefe de una mafia de prostitución VIP sino que también cuenta con el agravante de que entre sus víctimas había menores de edad.