Standard & Poor’s declara a Venezuela en default selectivo
Share this on

Standard & Poor’s declara a Venezuela en default selectivo

Aunque el Gobierno de Venezuela dijo que su plan para refinanciar unos 60.000 millones de dólares en bonos se estaba llevando a cabo con éxito después de una reunión de acreedores en Caracas, la agencia de calificación Standard & Poor’s (S&P) declaró al país en incumplimiento selectivo del pago de su deuda.

La decisión se tomó luego de que el país no pudiera realizar pagos de cupones de USD 200 millones en sus bonos globales con vencimiento en 2019 y 2024 dentro de un período de gracia de 30 días. La agencia advirtió que había una gran posibilidad de que se pierda más pagos dentro de los próximos tres meses.

Los tenedores de bonos dijeron a Reuters el lunes que aún no habían recibido los pagos de los bonos de 2019 y 2024, pero no les preocupaba la demora, que atribuyeron en parte a la mayor vigilancia bancaria de las transacciones venezolanas a raíz de las sanciones de Estados Unidos.

S&P Global Ratings dijo que redujo la calificación en moneda extranjera a largo plazo de Venezuela a ‘SD’ (default selectivo) y redujo sus calificaciones de crédito soberano en moneda extranjera de largo y corto plazo de ‘CC/C’ a ‘SD/D’.

“Hay una posibilidad de una entre dos de que Venezuela vuelva a incumplir en los próximos tres meses”

La agencia de calificación dijo que aumentaría su calificación crediticia de emisor soberano en moneda extranjera a largo plazo y emitiría calificaciones a ‘CC’ si Venezuela resolvía su incumplimiento antes de que se complete la reestructuración.

La agencia de calificación Fitch también bajó la calificación de la petrolera estatal PDVSA debido a “incumplimiento de pagos” en los pagarés con vencimiento el 27 de octubre y el 2 de noviembre, luego de “retrasos en el procesamiento que provocaron que los poseedores de bonos reciban pagos hasta una semana después de la fecha de vencimiento”.

Los precios de los bonos de Venezuela mostraron pequeñas ganancias y pérdidas el martes, con el índice de referencia PDVSA 2022 arriba de 0,290 puntos porcentuales.

¿Renegociación exitosa?

El comité negociador del presidente Nicolás Maduro se reunió brevemente con inversionistas en Caracas el lunes. Lo que trascendió a nivel oficial fue que “el proceso de refinanciamiento de la deuda externa de Venezuela comenzó con un rotundo éxito”. Así quedó plasmado en un comunicado en que el Gobierno volvió a quejarse de las sanciones financieras estadounidenses y las que considera ‘injustas’ evaluaciones de las agencias de calificación internacionales.

Los aproximadamente 100 participantes en la reunión del lunes incluyeron a poseedores de bonos de Venezuela, Estados Unidos, Panamá, Gran Bretaña, Colombia, Chile, Argentina, Japón y Argentina. “El comienzo de este refinanciamiento de nuestra deuda ratifica nuestra plena intención de cumplir, como siempre lo hemos hecho, con todas nuestras obligaciones”, agregó el comunicado del gobierno.

Versiones encontradas

Sin embargo, los tenedores de bonos vieron las cosas de manera diferente, pues dejaron entrever que no se ofrecieron propuestas firmes para aliviar la agobiante deuda externa de Venezuela en medio de una crisis económica sin precedentes.

Los participantes en la reunión se mostraron confundidos sobre cómo se planea evitar el incumplimiento —dado el estado lamentable de sus finanzas– y cómo podría resolverse cualquier refinanciamiento, dadas las sanciones del presidente estadounidense Donald Trump.

Las medidas de los EE. UU. bloquean esencialmente la emisión de cualquier nueva deuda venezolana, mientras que también existen sanciones contra sus negociadores principales; el vicepresidente Tareck El Aissami y el ministro de Economía Simón Zerpa, bajo cargos de tráfico de drogas y corrupción.

“No sucedió nada importante”, dijo Raymond Zucaro, director de inversiones de RVX Asset Management, con sede en Miami, quien no asistió a la reunión del lunes.

“El paciente todavía está en estado crítico”

Mientras Maduro ha dicho en repetidas ocasiones que Venezuela honrará toda la deuda externa, algunos analistas sospechan que puede estar sentando las bases para culpar a Trump y la oposición interna, que han presionado por la presión global.

“Invita a todos los tenedores de bonos y luego queda claro que no van a poder negociar un refinanciamiento”, dijo Jan Dehn, jefe de investigación de Ashmore Investment Management. “Él puede decir: ‘Bueno, mira, lo intenté. Mostré buena voluntad, los tenedores de bonos mostraron buena voluntad (…) todos trataron de reunirse, pero desafortunadamente porque el Tío Sam no está jugando a la pelota, no podemos hacerlo'”.

Con información de REUTERS