Las imágenes del mar de plástico de Honduras que le dieron la vuelta al mundo
Share this on

Las imágenes del mar de plástico de Honduras que le dieron la vuelta al mundo

Caroline Power, activista y fotógrafa británica residente en Honduras, publicó en su cuenta de Facebook imágenes tomadas por ella que muestran el deterioro ambiental a causa del exceso de plástico en el mar Caribe, entre las islas hondureñas de Roatán y Cayos Cochinos.

Cepillos de dientes, tenedores, cucharas, platos y botellas de plástico son algunos de los objetos que se vislumbran en las fotografías de Power. “Esto tiene que detenerse. Piensen en sus vidas diarias. ¿Cómo se llevaron a casa la comida sobrante la última vez que comieron en un restaurante?”, pregunta a su audiencia. “Es probable que (el envoltorio) fuera espuma de poliestireno, se sirviera con un tenedor de plástico y luego la pusieran en una bolsa de plástico”, escribió en su cuenta de Facebook.

THIS HAS TO STOP. Think about your daily lives. How did you take your food to go last time you ate out? How was your…

Posted by Caroline Power on Monday, October 16, 2017

Según informó El País, la publicación fue compartida más de 2.770 veces y ha tenido más de 1.100 reacciones en esa red social. Esto gracias a que Power es reconocida como una especialista en retratar imágenes submarinas, lo que le dio mayor repercusión a su denuncia.

En declaraciones reproducidas por el diario inglés The Telegraph, la activista se desahogó tras lo sucedido: “Ver que se asesine y asfixie lentamente algo que me importa tanto fue devastador”, dijo. Asimismo, explicó que será muy difícil rescatar la fauna de dicho lugar, pues habría que eliminar todos los residuos que se encuentran en el océano.

“Una vez que la basura está en el océano, es increíblemente difícil y costoso de eliminar. La clave es detener la basura antes de que ingrese al océano” y por ello Power resaltó que hay que fortalecer una cultura ambiental en el mundo.

“Para que eso suceda, debemos mejorar las instalaciones de gestión de residuos, educación ambiental y reciclaje a escala global. Este es un problema de la nación desarrollada (primer mundo) también”, sentenció la fotógrafa.

Un desastre sin responsables

La Secretaría hondureña de Relaciones Exteriores se pronunció por lo sucedido mediante un comunicado divulgado el pasado 23 de octubre, donde se comunicó que la causa principal del llamado ‘Mar de plástico’ es la basura arrastrada desde Guatemala a las costas hondureñas por el fronterizo río Motagua.

“El Gobierno de Honduras lamenta que a pesar de los distintos acercamientos ante el Gobierno de Guatemala y los esfuerzos que se han venido realizando, los mismos no han sido suficientes (…) y aún no se ven resultados concretos y palpables”, expresaron, exigiendo a sus vecinos una mitigación e indemnización por los daños.

Al respecto, ‎Sydney Alexander Samuels, ministro de Medio Ambiente de Guatemala, aseguró que la contaminación se debe especialmente a un río de Honduras, ya que asegura que su país siempre le ha prestado especial atención a vigilar los vertimientos al Caribe.

“Las acusaciones solo toman en cuenta la parte de Guatemala. Ellos también deben considerar lo que están haciendo. Ellos tienen allí un río, el Chamelecón, que es prácticamente una cloaca de lo que es Puerto Cortés y San Pedro Sula. Yo puedo asegurar que la mayor parte de la basura que ha llegado hasta Roatán es de Honduras”, afirmó a BBC Mundo el funcionario guatemalteco.

El mar: destino del plástico

Cabe decir que según el informe “La nueva economía de los plásticos: repensar el futuro de los plásticos” de la Fundación Ellem MacArthur, la producción de plásticos a nivel mundial se ha multiplicado por 20 desde 1964 y alcanzó 311 millones de toneladas en 2014.

“Al ritmo con que se tiran los envases, botellas y bolsas de plástico en los océanos, en 33 años estará todo ese material en el mar de peces. La estimación indica que, para ese tiempo, alrededor del 99 por ciento de las aves marinas habrán consumido desechos plásticos”, divulgó dicho estudio.

Además, hay un dato preocupante de cara al futuro en lo que tiene que ver con el cuidado del medio ambiente y es que “actualmente hay una tonelada de plástico por cada 3 toneladas de peces, y para el 2050, habrá 4 toneladas de plástico por la misma cantidad de peces”, concluyó la Fundación MacArthur.